noviembre 17, 2020

La adquisición en curso de Zenimax Media, empresa matriz de desarrolladoras como Bethesda Softworks, todavía mantiene a los fans de las grandes franquicias como Elder Scrolls, Fallout o Doom en vilo. Y es que tras las muchas especulaciones sobre la posible exclusividad de sus juegos para Xbox, los últimos comentarios del director financiero de Xbox, Tim Stuart, han hecho temblar la palestra.

Según la información compartida por el portal Seeking Alpha, el miembro de Xbox dedicó unas palabras bastante concretas durante la conferencia de Jefferies Interactive Entertainment, dejando claro que cualquier contenido que decidan mantener como no exclusivo para el ecosistema de Microsoft, contará con otros matices importantes como una primera llegada y una optimización especial en sus dispositivos.

«Lo que haremos a largo plazo es que no tenemos la intención de simplemente sacar todo el contenido de Bethesda de Sony o Nintendo o de otra manera«, explicó el director financiero de Xbox en la conferencia, “Pero lo que queremos es que el contenido, a largo plazo, sea el primero o mejor en nuestras plataformas. Queremos que el contenido de Bethesda se muestre mejor en nuestras plataformas«.

Project xCloud controlador Xbox Game Pass

Y es que tal y como se esperaba desde un primer momento tras el anuncio de esta adquisición, parece ser que finalmente Microsoft sí que utilizará los juegos de Bethesda para reforzar la línea de su servicio de suscripción de videojuegos Xbox Game Pass, y por ende, la actual falta de títulos exclusivos frente a Sony.

Por su parte, Phil Spencer, el mediáticamente conocido jefe de Xbox, ha revelado que los juegos de Bethesda solo serán exclusivos del hardware de Xbox según el caso, una declaración que aunque no termina de ser concisa, podría apuntar al hecho de que como en Sony, los juegos no lleguen a ser completamente exclusivos sino exclusividades temporales.

De hecho, Microsoft ya declaró en su momento que se consideraba que podría recuperar su inversión completa de 7.500 millones de dólares incluso sin vender ninguno de estos juegos en PS5. ¿Será esta la estrategia final de Xbox?