Western Union cerrará sus operaciones en Cuba como resultado de nuevas sanciones de Estados Unidos hacia el gobierno de La Habana.

Estados Unidos ha reforzado las sanciones al gobierno de La Habana, al que acusa de apoyar al gobierno de Venezuela y de oprimir al pueblo de la isla.

El anunció lo dio este martes Fincimex, la entidad que maneja en Cuba el envío de dinero desde EE.UU y que tiene el convenio con la Western Union.

La decisión fue tomada luego que el presidente Donald Trump anunciara las nuevas restricciones al envío de remesas vigentes a partir del 27 de noviembre de este año.

Más de 400 oficinas, “serán interrumpidas totalmente”, la medida entrará en vigencia 30 días después de su publicación en el Registro Federal.

“Con esta decisión se perjudica directamente al pueblo cubano y a sus familias en EE.UU.”, dijo Fincimex, a través de un texto publicado en su página de Facebook enfatizando que las disposiciones de EE.UU. atacan “directamente a las remesas familiares”.

Expertos calculan que las familias envían a Cuba unos 3.500 millones de dólares anuales.

“El hacerlo en medio de una pandemia recalca el cinismo, el desprecio por el pueblo cubano y el oportunismo del gobierno estadounidense”, agregó la empresa.

Mientras tanto las autoridades de la isla han asegurado que no cederán a presiones.