En los últimos días se han registrado lluvias y nevadas en buena parte de la región de Puno. Siendo las zonas altas las más afectadas por este temporal, ya que las nevadas han sepultado prácticamente los pastizales y carreteras.
El temporal viene afectando las provincias de San Antonio de Putina y Carabaya, donde la nevada a afectado a muchas familias, quienes han hecho hasta lo imposible para poder salvar a sus animales. Sin embargo; pese al esfuerzo, algunos de ellos dejaron de existir, ante las bajas temperaturas y la falta de pastizales.
Uno de estos casos, es en la provincia de San Antonio de Putina, donde la parte alta de las comunidades de Tarucani, Uyuni (Quilcapuncu) y Peña Azul (Ananea) han desarrollado denodados esfuerzos para poder alimentar a sus animales que se vieron muy perjudicados.
Por otra parte, en la provincia de Carabaya se vivió un similar panorama, así también en las provincias de Melgar y Lampa, donde el ganado se ha quedado sin alimento y las carreteras en queda sepultadas bajo la nieve.
Frente a las bajas temperaturas y la presencia de fuertes lluvias y nevadas, los comuneros solicitan el apoyo inmediato de las autoridades regionales de defensa civil – Centro de operaciones de emergencia regional (COER – PUNO), con la finalidad de contrarrestar los estragos que ha causado este fenómeno de la naturaleza.
Respecto al tema, según pronósticos del SENAMHI, durante los próximos días continuarán las nevadas y las precipitaciones pluviales, puesto que esto dificultaría a muchos animales en su alimentación, causándoles la muerte. Lo cual genera preocupación de la población de dichos sectores de la región.