En un comunicado, la agencia de la ONU para la infancia explicó hoy que está estudiando la logística necesaria para transportar cerca de 2,000 millones de dosis durante 2021.

Para lograr su objetivo, se ha reunido con grandes empresas aéreas y con más de 350 socios del sector logístico, incluidas compañías de transporte aéreo y marítimo.

Además, desde el mes pasado comenzó con la recolección de jeringuillas para aplicar las dosis en 92 países, en lo que será la mayor operación de este tipo en toda la historia.

“Mientras continúa el trabajo para desarrollar vacunas contra la COVID-19, Unicef está acelerando los esfuerzos con aerolíneas, empresas de carga, navieras y otras asociaciones de logística para suministrar vacunas vitales de la forma más rápida y segura posible”, señaló Etleva Kadilli, directora de la División de Suministros de la agencia.

Según Unicef, esta será una “operación histórica y descomunal” de entrega de vacunas, jeringuillas y más equipos de protección para los trabajadores de primera línea.

La agencia de la ONU, en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se va a encargar de coordinar la compra y entrega de vacunas para 92 países de ingresos bajos y medios.

En las próximas semanas, Unicef tiene previsto analizar la capacidad de transporte existente.

Las vacunas serán de fabricantes que han llegado a acuerdos con la plataforma Covax, el mecanismo liderado por la Alianza de Vacunas Gavi, la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para facilitar el acceso a la inmunización a todos los países.

La alta exigencia para la conservación de las nuevas vacunas para Covid 19, hace que el suministro se plantee especialmente problemático en países menos desarrollados, donde los sistemas capaces de mantener esas temperaturas son escasos, aunque empresas como Pfizer están trabajando en equipos especiales para el envío de las vacunas en las condiciones requeridas.

“El apoyo de Gobiernos, socios y el sector privado será fundamental para transportar las vacunas de enfermedades mortales como el sarampión, la difteria y el tétanos, al igual que la COVID-19, de la manera más eficiente posible”, señaló Kadilli.

Desde el inicio de la pandemia, la agencia explica que ya ha entregado equipos contra el coronavirus como mascarillas, oxígenos y pruebas de diagnóstico por valor de 190 millones de dólares.

Foto: EFE