El método de usar plasma de pacientes convalecientes que superaron la infección por Covid 19 , como terapia para tratar a pacientes recién hospitalizados con coronavirus se ha empleado desde el inicio de la pandemia pero sin resultados comprobados científicamente.

Ahora, se ha realizado un importante estudio en la India donde se comparó la evolución de pacientes tratados con plasma y pacientes con atención estándar.

En un primer momento se pensaba que los anticuerpos presentes en este plasma ayudaba a reducir la mortalidad en pacientes graves.

En el estudio se observó a 464 adultos con covid-19 moderado de 39 hospitales diferentes: 235 pacientes recibieron el plasma de convalecientes y 229 pacientes recibieron solo la atención estándar.

Los resultados demostraron que, a pesar de que una mayor proporción de pacientes que recibieron plasma de convalecientes mejoraron de sus síntomas de fatiga y dificultad para respirar, no hubo diferencia en el alivio de la fiebre y la tos.

Por otro lado, el número de pacientes que empeoraron y fallecieron no fue menor en el grupo que usó el plasma de convalecientes. comprobando que el plasma de convalecientes no impidió que los pacientes lleguen a cuidados intensivos ni les salvó la vida.

Los autores concluyen que es importante que se observe a los países que han aprobado el uso de plasma de convalecientes sin tener bases científicas, sobre todo en países pobres que no cuentan con las medidas de seguridad que requiere este tratamiento.

El plasma preparado en condiciones no higiénicas, sin un adecuado control de virus o bacterias puede provocar más daño que beneficio. Aunque otros expertos piden cautela y esperan estudios con mayor número de participantes, antes de restringir este tratamiento.