Una tormenta solar se acercó a la tierra según informes realizados por  una organización de Estados Unidos. Sin embargo, pese a las especulaciones de una catástrofe por este suceso, esta organización ha mencionado que no hubo nada de qué preocuparse.

Hace unos días el sol tuvo una eyección coronal que es una explosión, el astrónomo Tony Phillips indica que esta es un actividad anormal y rara además que el sol se encuentra en actividad mínima solar, además a pesar que haber varias erupciones solares para que estas afecten a la tierra el chorro de partículas que generan tendrían que ir con dirección al planeta.

Esto podría  afectar a las telecomunicaciones incluso cortes en la electricidad y otros fenómenos naturales serían afectados como las auroras que se alejaran de los polos donde normalmente se puede apreciar.

Estos días de impacto de la tormenta habrían pasado, pero los especialistas indican que se seguirá monitoreando la actividad realizada por el sol y así descartar cualquier fenómeno anormal.