noviembre 10, 2020
Una mujer prepara comida con la Thermomix.
Una mujer prepara comida con la Thermomix. R. V. / Getty

El grupo alemán Vorwerk, fabricante de la célebre Thermomix, lleva este martes a juicio a la cadena de supermercados Lidl, tambien alemana, por vulnerar presuntamente la patente de su robot de cocina al importar y comercializar en España el Monsieur Cuisine, un aparato de características similares que ha sido un éxito de ventas en España cada vez que ha salido al mercado y que es mucho más barato. Se prevé que el juicio, en el Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona, se prolongue hasta el jueves.

La causa tiene su origen en la demanda que el grupo Vorwerk & Co Interholding GMBH, titular de la patente “Máquina de cocina”, más conocida como Thermomix, puso contra Lidl al considerar que plagiaba su robot de cocina con el producto Monsieur Cuisine Connect, que ha comercializado en España bajo la marca SilverCrest. A diferencia de la Thermomix de Vorwek, cuyo precio supera los 1.000 euros, la máquina de Lidl, con prestaciones parecidas, salió al mercado por un valor de unos 360 euros. Cada vez que Lidl lo ha sacado a la venta, ha agotado las existencias a las pocas horas.

El grupo Vorwerk alega en su demanda que Lidl ha violado su patente y exige una indemnización por daños y perjuicios por importe del 10% sobre el importe bruto de la cifra de ventas de los productos presuntamente infractores. Lidl, por su parte, niega que su robot de cocina infrinja la patente de la Thermomix, y pide al juzgado que declare la nulidad de la patente de Vorwerk por “falta de novedad, de actividad inventiva y por adición de materia” a través de otra demanda cruzada.

La sesión de este martes se inicia con la presentación de las periciales de validez de la patente, mientras que el miércoles se prevén las pruebas de las infracciones y, el jueves, las conclusiones.