diciembre 8, 2020
Un cartel que anuncia la calle de Tesla en el lugar que acogerá la planta del fabricante estadounidense en Berlín (Alemania).
Un cartel que anuncia la calle de Tesla en el lugar que acogerá la planta del fabricante estadounidense en Berlín (Alemania).HANNIBAL HANSCHKE / Reuters

Al calor de su reciente auge bursátil, el fabricante de vehículos eléctricos Tesla ha anunciado este martes una nueva ampliación de capital de 5.000 millones de dólares (4.277 millones de euros). Embarcada en pleno proceso de crecimiento, es la segunda vez que la firma con sede en Palo Alto (California, EE UU) lanza una operación de este tipo en los tres últimos meses y la tercera en lo que va de año.

En febrero, la empresa estadounidense logró levantar 2.000 millones de dólares y en septiembre, otros 5.000 millones. De saldarse con éxito, Tesla terminaría uno de los ejercicios más complicados que se recuerdan en el mundo empresarial levantando hasta 12.000 millones en el mercado. En lo que va de 2020, el valor de sus acciones se ha multiplicado por más de siete y ha logrado entrar en el S&P500, el índice que reúne a los mayores valores de Wall Street, un hito inimaginable hace solo 12 meses.

El fabricante automotriz no ha puesto una fecha determinada para la finalización de la operación y anunciará, día a día, el máximo número de acciones que se venderán. La intención de la empresa pondría en circulación algo más de 7,79 millones de nuevas acciones, lo que, elevaría el número total de títulos hasta los casi 956 millones. No obstante, Tesla ha precisado que el número final de acciones dependería de la cotización de los títulos.

La empresa fundada y dirigida por Elon Musk, convertido ya en uno de los hombres más ricos del mundo tras este reciente estirón bursátil, ha más que duplicado la inversión prevista en fábricas y equipamiento para este año. El capital dedicado a crecer en los dos próximos ejercicios pasará, por su parte, de 4.500 a 6.000 millones de dólares. Tesla tiene en marcha hoy la construcción de dos fábricas, en Austin (Texas) y en Berlín, en la que será su primera planta de ensamblaje en Europa. Ambas se sumarán a las que ya tiene en Fremont (California) y en Shanghái.

Para la ampliación de capital anunciada este martes, la compañía estadounidense ha firmado un acuerdo con los bancos Goldman Sachs, Citigroup, Barclays, BNP Paribas, Bank of America, Credit Suisse, Deutsche Bank, Morgan Stanley, Société Générale y Wells Fargo, entidades que llevarán a cabo la venta de las acciones y que, a cambio, se embolsarán una comisión del 0,25% sobre el precio de venta. Ese porcentaje es la mitad que en la operación iniciada en septiembre pasado, otra muestra más de la reciente fortaleza y capacidad de negociación de Tesla.

La operación llega tras cinco trimestres consecutivos de números verdes en la cuenta de resultados de Tesla. A finales de septiembre, la empresa tenía más de 14.000 millones de dólares en caja, pero el apetito voraz del mercado en la anterior ampliación de capital le ha permitido aumentar la inversión sin apenas sufrir ningún rasguño sobre su tesorería.