Después de algunos contratiempos y el retraso de última hora debido a los vientos desfavorables, finalmente SpaceX ha logrado volver a hacer historia con la primera misión operacional, regular y tripulada de la Crew Dragon.

También hay que tener en cuenta que no es la primera misión de la Dragon Crew de SpaceX. Previamente en junio de este año hicieron historia al transportar por primera vez a astronautas a la Estación Espacial Internacional, siendo la primera empresa comercial en recibir la certificación de vuelo espacial de la NASA.



Y es que de hecho la Crew-1 es una misión colaborativa con la agencia espacial estadounidense, que ha aprovechado el lanzamiento para sumar a bordo otros «tripulantes» y materiales con los que se realizarán diferentes experimentos en el entorno sin gravedad:

  • Parte del equipo incorporado se centra en los nuevos trajes espaciales para misiones lunares, que a diferencia de los actuales, cuentan con un novedoso sistema de evaporación para el control y disminución del calor en su interior.
  • Aunque de cara a los experimentos destacan el BioAsteroid, destinado a la búsqueda y estudio de cómo algunos microbios interactúan con las rocas para extraer elementos primordiales; Food Physiology, un programa con el que se examinará cómo cambia el sistema inmunitario de los astronautas tras un periodo de microgravedad prolongado y cambios dietéticos; y Cardinal Heart, un experimento con el que se están creando tejidos cardíacos artificiales montados en virutas de tejido, destinado al estudio del riesgo cardiovascular que pueden desarrollar los astronautas.
  • Por último, acompañando a los astronautas, viajan algunas semillas y materiales biológicos para el «pequeño jardín» que los astronautas están montando en la Estación Espacial Internacional como parte de la misión Plant Habitat-02, sumando en este viaje semillas de rábano para experimentar con su crecimiento.

Crew-1: una misión perfecta

Durante el lanzamiento, el Falcon 9 aparentemente no ha tenido ningún problema y ha operado sin mayor dificultad su primera y segunda etapa, que han sido recuperadas en la Tierra sobre una plataforma en el Océano Atlántico. Estas operaciones ya son prácticamente un estándar para SpaceX, que se ha caracterizado precisamente por recuperar y reutilizar sus motores y cohetes.

Con una operación resumida en cinco horas de retransmisión, Crew-1 se lanzó con éxito desde el Centro Espacial Kennedy en Florida alrededor de las 01:30 horas (hora de la península española), y SpaceX informó que la cápsula Crew Dragon que transportaba a los astronautas se separó con éxito de la segunda etapa del cohete Falcon 9 a las 01:41 horas. No obstante, se espera que la nave se acople a la Estación Espacial Internacional el lunes 16 de noviembre a las 17:00 horas.

El plan es que estos cuatro astronautas permanezcan un total de seis meses en la Estación Espacial Internacional antes de volver a Tierra, de nuevo dentro de la Crew Dragon.

SpaceX apunta a Marte

Llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional es solo un primer paso en los planes de SpaceX, ya que su gran objetivo sigue siendo Marte. Y es que Elon Musk no solo quiere llevar algunas almas intrépidas al planeta rojo, sino que quiere crear allí una «nación» con un millón de humanos.

ciudad construida en Marte

Una tarea que, según las cuentas del ejecutivo, tendrían que construir 100 naves espaciales por año para enviar a unas 100.000 personas de la Tierra a Marte cada vez que las órbitas de los planetas se alineen favorablemente, y que teniendo en cuenta que la distancia entre la Tierra y Marte, implicaría preparar hasta 1.000 lanzamientos en un mes para tener tal cantidad de humanos en Marte a mitad de siglo.

Sin embargo los avances en el campo de la conquista y expansión del espacio continúan avanzando a un ritmo realmente alentador, por lo que pese a su aparente lejanía, no podemos dejar de soñar con la constitución de las primeras colonias interplanetarias.