noviembre 11, 2020

El sindicato de pilotos Sepla y Air Europa han llegado a un acuerdo sobre la aplicación del expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afecta a la práctica totalidad de los 650 pilotos que tiene la compañía de forma que se garantice un mínimo de 10 días de trabajo al mes a todos los afectados, asegurando así unos ingresos mínimos para toda la plantilla.

El sindicato señala que de esa forma se mejorará la situación de muchos pilotos que llevan desde marzo sin volar y cobrando únicamente la prestación del servicio público de empleo (SEPE), que en muchos casos ha tardado meses en llegar. Sepla admite que la aprobación del plan de rescate de la aerolínea por parte del Gobierno ha acelerado las conversaciones entre ambas partes hasta llegar a un acuerdo sobre la forma de aplicar el ERTE por causa de fuerza mayor, actualmente en vigor hasta el 31 de enero a la espera de la decisión final sobre una posible prórroga.

La desafectación del ERTE se distribuirá de manera proporcional a la actividad que realice la empresa. Así, cuanta más producción realice la compañía se aplicarán más días de desafectación a toda la plantilla, según el acuerdo. “Nuestra intención ha sido siempre que la producción de la compañía se distribuya de manera equitativa entre todos los pilotos, y Sepla ha buscado desde el inicio soluciones que alivien la dramática situación que están viviendo muchos pilotos de la compañía que llevan desde marzo sin volar”, indicó el sindicato en un comunicado.

De ratificarse el acuerdo por los pilotos afiliados a Sepla (alrededor de 550), el sindicato se ha comprometido a desistir de las demandas interpuestas ante la Audiencia Nacional, incluida la de impugnación del ERTE por fuerza mayor. “Ahora llega la época del diálogo y de afrontar nuestro futuro de la mano. Sólo así conseguiremos superar esta crisis”, señalaron las mismas fuentes.

El Sepla de Air Europa impugnó ante la Audiencia el ERTE el pasado mes de julio por considerar que estaba siendo aplicado de forma arbitraria y unilateral, sin contar con los representantes de los trabajadores.

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 3 de noviembre el rescate de Air Europa con la inyección de 475 millones de euros de dinero público a cuenta del nuevo fondo de solvencia destinado a dar apoyo a compañías estratégicas que se han visto impactadas por la pandemia de la covid-19. La operación se realizará mediante la concesión de un préstamo participativo de 240 millones de euros y otro ordinario de 235 millones, dos instrumentos recogidos en la regulación del fondo. Ni el Gobierno ni la aerolínea han hecho público el plan de solvencia que la compañía ha tenido que presentar para acceder a estas ayudas.

A este respecto, Sepla informó este miércoles que ha solicitado a la compañía en reiteradas ocasiones el citado plan y que, aunque no se conoce su contenido con exactitud, la dirección les ha expresado su intención de evitar expedientes definitivos de regulación de empleo entre la plantilla de pilotos. “Entendemos que el momento actual exige hacer esfuerzos por ambas partes para facilitar la supervivencia de la compañía”, reiteró el sindicato en una nota.,