En el séptimo mes del año, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA informó que realizarán un trabajo de identificación a 300 mil cabezas de ganado vacuno en la región Puno para mejorar el sistema de trazabilidad que garantice la inocuidad del producto cuando este llegue al mercado.
La institución precisa que una vez que se identifique al ganado vacuno, se procederá a colocar en los animales un dispositivo que permitirá rastrear su origen hasta el faenado en los mataderos e identificar la procedencia de la carne, según informó el especialista en Sanidad Animal del SENASA, Richard Choque.
La actividad se ejecuta en cumplimiento al Programa de Desarrollo de Sanidad Agraria e Inocuidad Agroalimentaria – Fase II y espera registrar para 2023 un total de 4 millones 341 mil 295 porcinos y 3 millones 643 mil 728 bovinos identificados en todo el Perú.