Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco Sabadell
Jaime Guardiola, consejero delegado de Banco SabadellEFE

Banco Sabadell ha registrado un beneficio neto de 203 millones de euros de enero a septiembre, un 74,1% menos respecto al mismo período del año anterior, por la actualización de los modelos de la normativa IFRS9 y por la caída de los ingresos derivada de la menor actividad por la pandemia. La entidad remarca que ha superado el consenso de mercado.

Asimismo, en el tercer trimestre mejoró la actividad, ya que registró un incremento del beneficio inter trimestral del 10,9% por la recuperación del negocio CORE y la disminución de las provisiones, según ha informado el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los ingresos del negocio bancario ―margen de intereses más comisiones netas― fueron de 3.546 millones de euros, un 6,2% menos respecto a los nueve primeros meses de 2019.

Los ingresos por margen de intereses fueron de 2.545 millones, mientras que los referentes a las comisiones netas alcanzaron los 1.000 millones.

A nivel trimestral, el margen de intereses creció un 2,5% por mayores volúmenes de ingresos por las subastas de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), y las comisiones netas crecieron un 1% por el incremento de la actividad económica.

Los créditos crecen un 4,3%

La inversión crediticia bruta de enero a septiembre ascendió a 143.701 millones, lo que supone un crecimiento del 4,3% en términos anuales y del 0,2% inter trimestral. En España la inversión crediticia ha crecido un 5,3% respecto al mismo período del año anterior gracias a los préstamos ICO a empresas, pymes y autónomos.

A fecha de 12 de octubre, Banco Sabadell ha concedido un total de 10.500 millones en préstamos avalados por el ICO, y en cuanto a moratorias, la entidad ha concedido 3.660 millones, el 92% de los cuales a hipotecas.

Plan de ajuste

Banco Sabadell prevé en los próximos meses poner en marcha un plan para ‘ajustar la estructura de la organización’ con la automatización de actividades y la reducción de estructuras regionales, informa en un comunicado.

Según confirmaron este miércoles fuentes cercanas a Europa Press, el plan afectará a un máximo de 2.000 empleados a través de prejubilaciones y bajas voluntarias.

La financiación de este plan vendrá de la venta de parte de la cartera Alco, y la entidad ha mostrado su compromiso de ‘consensuar con los sindicatos el contenido de dicho plan de ajuste’.

Mejora de TBS

Banco Sabadell también ha anunciado una aceleración del plan de reestructuración de su filial británica TSB que se prevé que finalice en 2021 y vuelva a generar beneficios ‘antes de lo previsto’.

La entidad ha destacado que TSB ha experimentado una ‘fuerte recuperación de su actividad comercial’, con el mejor nivel desde hace dos años.

En parte es gracias al incremento de la inversión crediticia que crece un 1,8% interanual hasta los 35.415 millones, impulsada por los créditos con apoyo del gobierno británico y por haber registrado un ‘récord en la producción de hipotecas’.