El Fondo Ruso de Inversiones Directas (FIDR) señaló que Rusia se convierte así en uno de los primeros países del mundo en solicitar a la OMS este estatus para su vacuna.

La precalificación de Sputnik V la incluiría en la lista de medicamentos para que los países gestionen su adquisición a gran escala.

“Hemos presentado a la OMS una solicitud de registro acelerado y precalificación de la vacuna, lo que permitirá que Sputnik V se incluya en la lista de medicamentos que cumplen con los principales estándares de calidad, seguridad y eficacia”, declaró Kirill Dmitriev, director del FIDR, en un comunicado.

El registro acelerado bajo el procedimiento EUL “permitirá que la vacuna rusa esté disponible para todo el mundo en un periodo de tiempo más corto en comparación con los procedimientos convencionales y respaldará los esfuerzos globales para prevenir la infección por coronavirus” agregó Dmitriev.

El Programa de Precalificación, organizado por la ONU y coordinado por la OMS, es, de hecho, el único programa mundial de garantía de la calidad de los medicamentos.

Rusia fue el primer país del mundo en registrar una vacuna contra la COVID-19 y se creó en base a una plataforma segura, eficaz y bien estudiada de vectores adenovirales humanos sin contenido de cepas de virus.