Ronald Koemanno puede acabar con la crisis de resultados. Barcelona ha vuelto a ceder puntos en un empate ante el humilde Alavés, y enfrentar a la prensa española solo ha hecho salir a la luz el mal humor del entrenador por este irregular inicio de temporada.

“Estoy preocupado por la eficacia arriba de mis jugadores. No es tema de actitud, no es tema de concentración, pero sí hay que hacer más goles, Ya nos pasó ante Juventus y ahora ante el Alavés. Además, hemos regalado el gol al Alavés. No se puede aceptar que fallemos tanto”, recriminó

La reacción del equipo en la segunda mitad tampoco dejó contento al holandés. “En la primera parte nos han cerrado los espacios. Ha sido muy floja, pese a eso tuvimos dos o tres ocasiones. Segunda parte mucho mejor”.

Los cuestionamientos sobre la salida de Ansu Fati del partido causó malestar para Koeman. “Un día me criticáis por cambiar tarde y ahora en el descanso he cambiado ya. Fati ha tenido sus oportunidades. Buscaba cambiar cosas”, respondió.

Pero perdió la paciencia cuando hicieron una observación sobre su rostro de preocupación. “¿Me vas a criticar por mi imagen? Hemos intentado todo. Hemos jugado como tenemos que jugar. Si me critican por eso, lo dejamos”, respondió el estratega de Barcelona.

Los números en este inicio de temporada han encendido las alarmas para el entrenador. “Claro que me preocupa que sólo hayamos sumado dos puntos en las últimas cuatro jornadas. El juego ha sido muy aceptable, pero estaría más preocupado si no creásemos oportunidades”