septiembre 16, 2020

Bajo el seudónimo de Robert Galbraith, J.K. Rowling hace la quinta entrega de su saga de novelas policiales, donde incluye a un hombre asesino que se viste de mujer para asesinar a sus víctimas que son solo mujeres.

Los defensores de las trans, que ya estaban en busca de la sangre de Rowling, la ‘mataron’ mediante el hashtag #RIPJKRowling.

Según los detractores de “Troubled Blood”, la novela de misterio en cuestión de Rowling, es prueba rotunda de supuesta transfobia, a pesar de no haber sido leída por muchos aún.

El libro, se centra en: “La investigación de un caso sin resolver en el que se cree que la víctima, una doctora, fue asesinada por un hombre que se disfraza de mujer para matar a otras mujeres”.

Si bien el asesino no es realmente transgénero, es la segunda vez en la serie que Rowling expone negativamente a un personaje transgénero, después de que su segunda entrega mostrara a una persona trans como “inestable y agresiva”.