noviembre 14, 2020

La tecnología volverá a convertirse en el regalo estrella de estas navidades, y como ha ocurrido en otros años los repetidores Wi-Fi y los sistemas PLC tendrán un gran protagonismo.

Ambos dispositivos tienen el mismo objetivo, ampliar y mejorar el alcance de tu conexión a Internet, pero lo hacen de maneras distintas. Los repetidores Wi-Fi son especialistas en extender tu conexión sin cables, mientras que los PLCs lo hacen a través de una interfaz cableada.

Esa sencilla descripción nos permite ver las bases de estas dos soluciones, pero debajo de esa superficie hay algunos matices importantes que debemos tener en cuenta, ya que son fundamentales para terminar cuál de los dos se ajusta mejor a nuestras necesidades.

Repetidores Wi-Fi y PLCs: ¿cómo funcionan y cuál debería elegir?

Repetidores Wi-Fi y PLCs: un regalo redondo para estas navidades 30

Los repetidores Wi-Fi se conectan en un enchufe, dentro del rango de alcance de la señal de nuestro router, y como su propio nombre indica, repiten la señal que reciben de aquel. Debemos tener cuidado de no situarlos demasiado lejos, ya que podríamos acabar teniendo problemas con la calidad de la señal.

Por contra, los dispositivos PLC se conectan en dos enchufes, ya que se utilizan dos dispositivos, uno que se conecta por cable al router, y que debe estar en un enchufe cerca de aquel, y el otro se conecta en el enchufe de la habitación a la que queramos llevar nuestra conexión a Internet (también a través de cable). En este caso, la señal de la conexión a Internet se transmite por la red eléctrica.

Para evitar problemas y maximizar la calidad de la señal, AVM comercializa sus dispositivos con enchufe integrado y filtros de interferencias, y logra conexiones de alta velocidad sin esfuerzo, y sin que tengamos que entrar en complejas configuraciones.

Bien, toca la hora de decidir, ¿cuál de los dos crees que sería el mejor regalo? Mis favoritos son los PLCs con repetidor Wi-Fi, ya que ofrecen lo mejor de los dos mundos, pero no quiero ir a por la opción fácil, ya que entiendo que cada usuario es un mundo y tiene sus necesidades específicas, así que vamos a ver cuándo es buena idea elegir repetidores Wi-Fi y cuándo es mejor un PLC.

Si necesitas ampliar tu conexión a Internet a una zona separada por muchos obstáculos o por objetos que generan muchas interferencias, o si vas a tener que recorrer una distancia considerable, lo mejor es que optes por un PLC. Por contra, si no vas a encontrar muchos obstáculos y la distancia a recorrer es razonable, los repetidores Wi-Fi son la mejor opción. Recuerda, además, que los repetidores Wi-Fi juegan con la ventaja de permitir conexiones inalámbricas, y los PLC estándar no, solo por cable.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!