Yi Fan, el médico cardiólogo cuya piel se oscureció repentinamente mientras era tratado por coronavirus, hizo una aparición en público por primera vez después de presentar el cuadro clínico pero ahora con su color vuelto a la normalidad.

“El académico Wang Chen es mi salvador. Necesito agradecerle, por supuesto”, dijo Yi Fan de 42 años que se recuperó en su casa de la COVID-19 durante más de cuatro meses.

Su colega Hu Weifeng también se le oscureció la piel y luego murió.

El Diario del Pueblo de China mostró una foto actual de Yi quien es cardiólogo en el Hospital Central de Wuhan, el epicentro de la pandemia por el nuevo coronavirus, fue hospitalizado con su colega, el doctor Hu Weifeng ambos recibieron tratamientos que inexplicablemente comenzaron a oscurecer su piel.

Los especialistas explicaron que los galenos sufrieron una disfunción hepática, lo cual provocó un aumento de sus niveles de pigmentación pero que posteriormente podrían recuperar su color de piel normal.

Uno de ellos, Hu, estuvo en cama 99 días con respirador artificial pero al final perdió la vida el pasado 2 de junio.

Por otro lado Yi, sobrevivió y recuperó su tono de piel aunque confesó que sintió miedo cuando se vio al espejo y debió recibir tratamiento psicológico.