Los medios franceses han publicado los primeros detalles sobre el sospechoso que mató a tres personas con arma blanca en la iglesia de Notre Dame de Niza (Francia) la mañana de este jueves.

El atacante ha sido identificado como Brahim Aouissaoui, de 21 años y oriundo de Túnez, según el diario regional Nice-Matin.

Algunos hechos están pendientes de ser confirmados por las autoridades, pero el caso ha sido calificado de atentado terrorista.

El joven llegó a Europa a finales de septiembre, desembarcó en la isla italiana de Lampedusa, fue detenido y paso cuarentena antes de ser liberado con una orden para que abandone el territorio italiano, luego entró en Francia a comienzos de octubre.

Luego del atentado, el atacante fue neutralizado y arrestado por la Policía. Fue trasladado a un hospital a causa de las heridas de bala.

El atentado dejó tres víctimas mortales: el sacristán de la iglesia y una anciana murieron dentro del templo. La tercera fue una mujer que logró salir del recinto religioso y refugiarse en un café, donde posteriormente falleció.

El alcalde de Niza, Christian Estrosi, describió al atacante como “islamofascista” y contó a los medios que el hombre seguía gritando “Dios es el más grande” en árabe incluso bajo medicación.

Los motivos que indujeron al joven a cometer el crimen son aun materia de investigación, aunque lo atribuyen al conflicto con el mundo musulmán que provocaron las declaraciones del presidente francés Emmanuel Macron tras la decapitación de Samuel Paty, profesor de secundaria que mostró caricaturas del profeta Mahoma en una clase de libertad de expresión.