El Poder Judicial en Puno conformó equipos de especialistas para que procedan con acelerar el trámite de procesos judiciales luego de una larga pausa por la pandemia del COVID-19.
Se debe indicar que, durante gran parte del año, el Poder Judicial solo atendió casos sumamente graves como prisión preventiva o casos de alimentos de menores. Además, se autorizó a que los magistrados puedan llevar a sus casas algunos expedientes.
Posteriormente se autorizó la realización de algunas audiencias para casos menos importantes pero, aún así, la actividad de administración de justicia estuvo gravemente afectada.
Se conformaron equipos de 2 secretarias judiciales, cada una de ellas con sus respectivos asistentes (2 en cada secretaría), los mismos que se encargarán de tramitar los procesos pendientes en cada uno de los juzgados civiles de Puno y Juliaca.
Para este efecto se han previsto metas mensuales, tanto en la tramitación como en la proyección de sentencias judiciales.Se priorizarán temas relacionados a los procesos contencioso administrativos, que vienen representando una carga considerable. Todo esto a partir del 6 de noviembre.