“Safe Travels” es el primer certificado internacional de seguridad e higiene para el turismo mundial ante la pandemia de coronavirus.

Esta tarde, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo ( WTTC por sus siglas en inglés) hizo entrega oficial del Sello “Safe Travels” al país de Perù en medio de una ceremonia incaica celebrada en la Llaqta de Machu Picchu ( Cusco).

El presidente del Consejo de Ministros de Perú, Walter Martos, y la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Rocío Barrios, recibieron la certificación lo que contribuirá a la reapertura responsable y segura del turismo.

El WTTC Consejo Mundial de Viajes y Turismo elaboró un conjunto de protocolos diseñados bajo las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para diseñar el sello internacional.

Es importante precisar que este sello cuenta, además, con el respaldo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) y con más de 200 CEO’s de los principales grupos empresariales del sector alrededor del mundo.

En ese sentido se puede afirmar que los protocolos de bioseguridad emitidos por el ejecutivo de Perú, han sido evaluados por los profesionales de WTTC y cuentan con su aprobación.

“Esta tarea ha sido cumplida a cabalidad, lo que le permite a nuestro país contar con estándares de seguridad sanitaria en turismo de nivel mundial. El turismo es la actividad económica que ha sufrido el mayor golpe por la pandemia del coronavirus. Por ello, para su reactivación, queremos ofrecer a los visitantes la mejor experiencia de viaje posible, con destinos y servicios turísticos de calidad y cumpliendo estrictos protocolos de bioseguridad. Tenemos el compromiso del sector público y privado. Vamos a volver, es el momento”, indicó.

Cabe destacar que la ceremonia contó con la participación del ciudadano japonés Jesse Katayama, quien se convirtió en el primer turista en ingresar a Machu Picchu luego de esperar por 7 meses en el pueblo de Aguas Calientes cerca a la ciudadela inca para poder cumpliir su suelño de visitar una de las siete maravillas del mundo, el incomparable complejo arqueológico de Machu Picchu