Isabel Mrad fue una servidora de los pobres y discapacitados durante su corta vida, su muerte fue considerada por los católicos como un “martirio” y compararon a la joven víctima con santa María Goretti, quien también falleció al luchar contra su agresor.

El papa Francisco autorizó el martes 27 de octubre, el decreto de “martirio” por el que será proclamada beata la brasileña Isabel Cristina Mrad Campos, asesinada a los 20 años cuando luchaba contra de su violador.

¿Quién fue Isabel Mrad?

Isabel Cristina Mrad Campos nació el 29 de julio de 1962 en Barbacena, Brasil. En 1982, la joven se trasladó con su hermano a la ciudad de Juiz de Fora, para estudiar en la facultad de medicina.

El 1 de setiembre de 1982, al volver a su apartamento, un joven intentó abusar de ella, pero al oponer resistencia, él comenzó a golpearla con una silla, la torturó y le provocó la muerte luego de violentarla físicamente.

Isabel formaba parte de la Asociación de voluntariado de la “Conferencia de San Vicente” y muchas personas han confirmado su ayuda a las personas con discapacidades y a los más pobres.

Su tumba, ubicada en la parroquia “Nuestra Señora de la Piedad” en Barbacena, se ha convertido en el destino de decenas de fieles, quienes le dejan notas con oraciones y peticiones de gracia.

Se convertirá en santa

La Iglesia sostiene que para otorgar la santidad se debe comprobar un milagro otorgado mediante la gracia del beato, en el caso de Isabel Cristina Mrad Campos se reconoce “el martirio” y no es necesario que pruebe un milagro.

El camino hacia la santidad tiene varias etapas: la primera es ser declarado venerable siervo de Dios, la segunda beato y la tercera santo. Venerable siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se reconoce “haber vivido las virtudes de manera heroica”.