noviembre 2, 2020

El proyecto busca restaurar la confianza de los turistas a través de un trabajo común y armonizado entre los estados miembros de la Organización mundial del Turismo (OMT).

Cientos de países a nivel mundial luchan por reactivar su actividad turística y la OMT ha destacado que la incertidumbre y la falta de confianza en los viajes son unos de los mayores desafíos por lo que este código representará un gran avance en esa dirección.

El nuevo código internacional que propone la OMT consiste en mejorar la protección legal a los turistas como consumidores para que en situaciones de emergencia tengan mejores condiciones de asistencia a nivel mundial.

La OMT invitará a la Comisión Europea y al sector privado a unirse a esta iniciativa para que en el mundo post-COVID, las responsabilidades sean de todas las partes interesadas del turismo y esto incrementará la confianza de los viajeros a nivel mundial.

El establecer un conjunto de normas para la protección del consumidor que ampare a los turistas implica prevenir problemas eventuales mediante planes de contingencia y poner en marcha protocolos de coordinación, capacitar a las partes para prestar asistencia a los turistas en situaciones de emergencia y darles información en tiempo real.

Además se debe actualizar los términos de cooperación transfronteriza entre gobiernos y proveedores de servicios turísticos, fomentando una estrecha colaboración entre ellos y considerar la repatriación “eficaz” de los turistas.

La OMT prevé que los estados miembros aprueben el Código en su próxima Asamblea General, que se celebrará a finales del 2021 en Marrakech (Marruecos).