Cuidado. En las últimas semanas, las emergencias catalogadas como “incendio en vivienda” han empezado a incrementarse preocupantemente en las principales ciudades de nuestro país.

Nos referimos a aquellos incidentes con fuego sin control que estallan en el interior de las casas, departamentos, quintas y demás, que este mes probablemente superen las cifras de 1063 atenciones de octubre pasado.

Como resultado, los principales noticieros radiales, diarios e informativos de televisión han compartido el drama de aquellas familias que lo pierden todo ante el efecto de las llamas.

Uno de los siniestros más recientes tuvo como escenario una casona en el distrito de La Victoria, en el centro de Lima, que conocimos gracias a la cobertura periodística.

Y nuevamente tenemos que insistir sobre cuáles son los principales factores de riesgo para que se produzca un desastre de proporciones, y que todos debemos evitar.

Es decir, la acumulación de materiales inflamables en casa, como por ejemplo los papeles y cartones, los plásticos -botellas, bolsas y otros-, rumas de libros o papeles viejos, llantas gastadas, listones de madera e inclusive los muebles en desuso.

Las azoteas -hoy también llamadas terrazas-, en muchos casos se han convertido en auténticos depósitos de reciclables, donde todo lo que no sirve tiene su lugar, incluyendo lo antes descrito.

¿Sabías que las botellas de vidrio, los objetos de cristal o esos espejos rotos que has colocado en el techo de tu casa podrían, en un día soleado, provocar un amago de incendio?

De igual manera, es muy peligroso dejar por ahí, en los rincones de la casa o en la cocina, las latas a medio usar de pintura esmalte y otros solventes, hechos a base de componentes químicos que son altamente inflamables.

Deben extremarse los cuidados en aquellas edificaciones que tienen muchos años de haberse construido, así como en las que son de adobe, quincha o madera; e inclusive en las que están tugurizadas, con salidas de emergencia estrechas, obstaculizadas por macetas y otros objetos, no señalizadas o pésimamente iluminadas.

De las instalaciones eléctricas clandestinas o defectuosas, hablaremos la próxima semana, pero por ahora, lo recomendable es tomar medidas para evitar los incendios, como organizarse con los vecinos para saber qué hacer en caso de…

Prevenir es la clave. Para evitar volver a vivir expresiones de angustia, de temor por la posibilidad de perder todo el esfuerzo de una vida, de quedarse sin un lugar para vivir o de resultar con quemaduras o un ser querido a consecuencia de ellas.

The post OPINIÓN | Lewis Mejía: “¿Incendio en vivienda?” appeared first on EXITOSA NOTICIAS – NOTICIAS DEL PERU Y EL MUNDO.