La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instó a la “contención” en medio oriente tras el asesinato del científico Mohsen Fajrizadé-Mahabadi que fue atacado cerca de Teherán cuando estaba a bordo de un vehículo, Irán ha culpado del ataque a Israel y las tensiones en el Medio Oriente han aumentado.

Las tensiones aumentaron en Medio Oriente con el asesinato de un importante científico que trabajaba en el programa nuclear iraní.

“Urgimos a la contención y a la necesidad de evitar cualquier acción que pueda llevar a una escalada de las tensiones en la región. Condenamos cualquier asesinato o ejecución extrajudicial”, dijo un portavoz de la ONU.

El científico iraní, Mohsen Fajrizadé, jefe de la Organización de Investigación e Innovación Defensiva del Ministerio de Defensa de Irán, se une a la cadena de asesinatos de cinco científicos nucleares iraníes en la ultima década.

Fajrizadé murió por las heridas sufridas en el asalto a su vehículo, que incluyó al menos una explosión, en la localidad de Absard, ubicada en la provincia de Teherán, los guardaespaldas del científico se habrían enfrentado a tiros a un grupo de asaltantes.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, calificó el ataque de “terrorismo de Estado” y declaró que hay “serios indicios del papel de Israel”.

Más tarde el diario “New York Times” aseguró que oficiales israelíes de inteligencia confirmaban la implicación de ese país en el ataque.