septiembre 18, 2020

La Organización Mundial de la Salud ha desmentido haber normalizado la pedofilia. indicando que no ve “normal” esta filia.

Esta parafilia sigue calificada como trastorno mental en su clasificación internacional de enfermedades.

Se tergiversó un extenso texto viralizado en redes sociales, por lo que la OMS detalló que no fomenta legalizar la prostitución infantil.

En Perú se propagó con una elevada difusión internacional a través de redes sociales un artículo publicado por un bloguero en su página web con el título: “Ya es oficial: La OMS toma en cuenta la pedofilia como normal”.

El artículo afirma que la Organización Mundial de la Salud “aboga por sexualizar a los niños“, presiona para despenalizar la prostitución infantil y no se opone a la retirada de la pedofilia de su “lista de trastornos mentales”.

En este punto, sostiene que el “movimiento” MAP (“Minor-Attracted Person” o “Persona Atraída por Menores”), ha “hecho pública” su intención de que la pedofilia salga de esa lista de enfermedades y la OMS “no se ha pronunciado aún para repudiar estas intenciones”.

Utiliza el siguiente argumento: “Debemos recordar que en 1973 la OMS removió la “Homosexualidad” de su lista de enfermedades mentales, prohibiendo toda práctica psiquiátrica o médica para curarla, este hecho histórico es lo que da esperanza al movimiento «Minor-attracted person» o “Persona atraída por menores” (MAP) por sus siglas en inglés”.

Siguiendo con el descabellado argumento declaran: “El MAP, es un nuevo movimiento social, quienes han hecho pública su intención de que la pedofilia se remueva igualmente de la lista de trastornos mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”. La OMS no se ha pronunciado aún para repudiar estas intenciones”, finaliza.

Por lo tanto, no es cierto ni que la OMS apoye la legalización de la explotación sexual infantil ni que reclame reducir la edad de consentimiento sexual.

Además, el contenido viral utiliza campañas de la International Planned Parenthood Federation (IPPF), organización socia de la OMS en cuanto a salud sexual y reproductiva, para la desinformación.

En el texto se expone lo siguiente: “La sexualidad y el placer sexual son partes importantes de ser humano para todos, sin importar la edad, sin importar si estás casado o no y si quieres tener hijos o no”

“Existe una idea errónea común de que los jóvenes no son o no deben ser seres sexuales con la excepción de ciertos grupos, como los jóvenes casados ​​o los jóvenes mayores de cierta edad. La sexualidad es un aspecto central del ser humano durante todas las fases de la vida de cada persona”.

La frases están sacadas de contexto y malinterpretadas. Como el título del documento indica, se trata de una guía sobre derechos sexuales para jóvenes, no está dirigida a niños.

En las partes de esta guía en las que se incluyen las frases sacadas de contexto, se especifica en varias ocasiones que se están refiriendo a la gente joven, de ninguna manera a infantes.