El Poder Judicial dictó un nuevo impedimento de salida del país contra el empresario chileno Gerardo Sepúlveda, quien es señalado como exsocio del expresidente Pedro Pablo Kuczynski dentro de las investigaciones en su contra vinculadas al caso Odebrecht. La jueza María de los Ángeles Álvarez Camacho dictó esta medida por el plazo de cuatro meses.

La solicitud contra Sepúlveda fue hecha por el fiscal José Domingo Pérez, quien había pedido que la prohibición por salir contra el empresario sea por 36 meses como parte de la investigación por el caso Olmos. Sin embargo, la magistrada solo dictó 4 meses, además del pago de una caución por 100 mil soles y la prohibición de comunicarse con otros testigos e investigados, como el expresidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon.

Como se recuerda, Gerardo Sepúlveda ya venía cumpliendo dese julio pasado otro impedimento de salida del país por el plazo de 6 meses impuesto en su contra tras ser incluido como investigado en un caso vinculado a la carretera Interoceánica. Además, cumple con comparecencia restringida por el caso Westfield Capital.

Anteriormente, la defensa legal de Gerardo Sepúlveda,  Percy García, ha calificado la actuación de la Fiscalía como una nueva irregularidad que forma parte de una estrategia para retener al empresario chileno en el país por largo tiempo.

«A pesar de que fue Sepúlveda quien se puso a disposición de las autoridades peruanas proactiva y voluntariamente, este pedido constituye una nueva irregularidad en una larga lista de mecanismos con los que el Ministerio Público procura más encarcelarlo o retenerlo en el país, que investigar o descubrir algún dato significativo para el caso», dijo.

El abogado consideró que «la voluntad del Ministerio Público es encarcelarlo o desarraigarlo de su país, más no investigar los hechos». «Lo hizo primero con el impedimento de salida como testigo (4 meses), lo siguió haciendo con el impedimento de salida en un nuevo proceso contra Sepúlveda por IIRSA Sur (pidió 36 meses y le concedieron 6 meses) y ahora mediante otra solicitud de impedimento de salida de 3 años y una caución adicional de S/ 500,000 soles», manifestó.

“Nadie tiene más interés que Sepúlveda en que la investigación en su contra avance y se pueda esclarecer y determinar su inocencia. Es por ello que ha cumplido con asistir cuando ha sido citado por el Ministerio Público y quedarse en el Perú, aun en detrimento de su propia salud, dada la coyuntura sanitaria en el país y su condición de ciudadano extranjero. Tal parece que la investigación no es una prioridad para la Fiscalía y la apertura de nuevas carpetas y casos, es solo una estrategia para estrujarlo, al mismo tiempo que encubre la falta de avances en el trabajo de investigación del Equipo Especial (del caso Lava Jato)”, agregó Percy García.

Por el caso Interoceánica Sur, en el que señala a Gerardo Sepúlvda como presunto cómplice de Pedro Pablo Kuczynski, también se había pedido 36 meses, por lo que la decisión está pendiente de ser vista nuevamente por jueces de segunda instancia.

En la investigación por el caso Trasvase Olmos, el exprimer ministro Yehude Simon actualmente cumple arresto domiciliario por 36 meses, luego de que se le imputó haber recibido US$ 300 mil de parte la constructora brasileña para su campaña de reelección como gobernador regional de Lambayeque en el 2006.

RPP NOTICIAS