Dictan 09 meses de prisión preventiva contra dos efectivos de la Policía Nacional del Perú (PNP) de la Comisaria Santa Bárbara de la ciudad de Juliaca, acusados por la presunta comisión del delito contra la administración pública, en su modalidad de corrupción de funcionarios, en su forma de cohecho pasivo propio en el ejercicio de la función policial.
Se trata de los suboficiales de S2 PNP Domingo Guzmán Alccahuaman Huamaní (33) y el ST1 PNP Carlos Carmelo Zamalloa Cusi (47), quienes son acusados como autor y cómplice, respectivamente, de solicitar la suma de mil 500 soles a un ciudadano, para no ponerle una papeleta de infracción por conducir un vehículo en estado de ebriedad y causar un accidente de tránsito.
La medida fue dictada por el Cuarto Juzgado Penal Permanente Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Puno, a cargo de la magistrada María Candelaria Morales Segura, en audiencia que se desarrolló hoy domingo, utilizando el aplicativo virtual Hangouts Meet.
En audiencia, la representante del Ministerio Publico, sustentó que los efectivos policiales han omitido un acto propio de su función, que era imponer la papeleta respectiva al ciudadano Jean Cario Barriga Choque, que conducía su vehículo en estado de ebriedad, además de causar accidente.
A ello se suma, que dolosamente habrían solicitado al padre del conductor, (cuando Jean Barriga se encontraba detenido), la suma de mil 500 soles para la liberación del mismo. Pero finalmente la transacción se consumó solo con 500 soles, billetes que fue hallado en el bolsillo del ST1 PNP Carlos Zamalloa.
Este hecho ilegal, se habría perpetrado el pasado 21 de octubre, dentro de las instalaciones de la Comisaria Santa Bárbara de Juliaca; sin embargo, la intervención del vehículo V6G-419, ya se habría producido el 17 de octubre en el Jr. Calixto Aréstegui de esta misma localidad.
Ante estos graves elementos de convicción, la magistrada dispuso que los efectivos policiales, sean internados inmediatamente en un Establecimiento Penitenciario que determine el Instituto Nacional Penitenciario, mientras se continúen con las investigaciones.