La Sala Penal Anticorrupción de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada revocó este viernes el mandato de comparecencia con restricciones contra la exprimera dama Nadine Heredia y, en su lugar, le impuso detención domiciliaria por el caso Gasoducto Sur Peruano.

Heredia Alarcón es investigada por el presunto delito de colusión agravada y otros en agravio del Estado, debido a su presunta injerencia en la licitación del proyecto en favor de la empresa brasileña Odebrecht.

De este modo, el tribunal desestimó el pedido de la fiscal Geovana Mori, integrante del Equipo Especial para el caso Lava Jato, quien solicitó prisión preventiva por 36 meses en contra de la exprimera dama.

La Sala Penal evaluó la apelación presentada por la representante del Ministerio Público para dejar sin efecto la decisión del juez Juan Carlos Sánchez Balbuena, quien el último 7 de agosto declaró infundado su pedido de prisión preventiva contra Heredia Alarcón y los exministros Luis Miguel Castilla y Eleodoro Mayorga, implicados en este caso.

El tribunal superior programó esta audiencia tras rechazar el pedido de la defensa legal de Nadine Heredia para que se declare inadmisible dicha apelación fiscal bajo el argumento que este recurso fue presentado fuera del horario laboral establecido por la Corte Superior Nacional de Justicia Penal en tiempos de pandemia.

El juez Sánchez Balbuena había determinado que Nadine Heredia, Luis Miguel castilla y Eleodoro Mayorga afronten esta investigación preparatoria bajo mandato de comparecencia sujeto a reglas de conducta y que cada uno de ellos pague una caución de 50 000 soles.