Stephanie Frappart es la primera mujer en dirigir un partido de Champions League varonil, ha logrado romper múltiples barreras en el futbol mundial y hacer historia tras haber dirigido partidos de Europa League y Supercopa de Europa.

La mujer en el futbol cada vez cobra mayor protagonismo y relevancia, una que ha logrado romper varias barreras es Stephanie Frappart, quien este 2 de diciembre hizo historia en la Champions League.

Para la jornada 5 de la fase de grupos de la Champions League varonil Frappart fue designada para arbitrar el encuentro entre la Juventus de Italia y el Dinamo de Kiev.

La histórica decisión no pasó desapercibida debido a que la árbitra de 36 años se convirtió en la primera mujer en dirigir un encuentro de esta competencia.

El partido culminó con el marcador 3-0 a favor de la Juventus y el trabajo de Frappart no tuvo crítica alguna, lo que demuestra que las oportunidades deben seguir llegando en el futbol internacional.

El arbitrar un partido de Champions League varonil es solo uno de los grandes logros de Stephanie, pues desde hace varios años, la árbitra francesa a tenido constantes designaciones que le han permitido hacerse de un nombre en la historia.

Además de dirigir partidos en los Mundiales Femeniles de Canadá 2015 y Francia 2019, Frappart también ha logrado estar al frente de la segunda división en Francia y en 2019 de la primera división masculina del futbol galo (en el partido Amiens vs Strasburgo) y en la Copa de Francia y la Copa de la Liga.

En 2019, logró ser la primera mujer en dirigir la final de la Supercopa de la UEFA (Liverpool vs Chelsea) y el 2020 hizo historia en la Europa League.

Frappart comenzó en el mundo del arbitraje a los 13 años y desde entonces se ha ganado el respeto del futbol mundial.

“No hay diferencia, el futbol es el mismo. Son los equipos los que juegan distinto, pero es el mismo juego para hombres y mujeres” dijo Stephanie antes de pitar la final de la Supercopa de Europa en 2019.