Manuel de la Rocha, director del departamento de Asuntos Económicos del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, será el encargado de dirigir la unidad de seguimiento del plan de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia que presentó este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Esta unidad tendrá las funciones de dar apoyo técnico a la comisión interministerial que se creará para analizar los avances que se produzcan en la ejecución de los objetivos fijados en los distintos frentes y de preparar los informes que se deben enviar periódicamente a Bruselas sobre el cumplimiento de los objetivos trazados.

Asimismo, centralizará las relaciones en esta materia de las comunidades autónomas y la colaboración público-privada, así como plantear la reprogramación de la cantidad y el destino de los fondos si fuera necesario. En definitiva, se centrará en controlar todas las actuaciones y asegurar que todo avanza armoniosamente.

La unidad de seguimiento, a la que todavía no se la ha dado un nombre concreto ni rango, no tendrá capacidad de decisión; pero sí de influencia como lo demuestra el hecho de que el presidente Sánchez ha querido que su coordinador esté lo más pegado posible a él. De hecho, se produjo un debate en ese sentido sobre si debía depender de la Vicepresidencia Tercera o del Gabinete de Presidencia, como ha acabado ocurriendo. De la Rocha ha estado muy cerca de Sánchez en su carrera y se ha ganado la confianza del jefe del Gabinete del presidente, Iván Redondo, que le han reconocido su trabajo con este nombramiento, que supondrá una mejora jerárquica.

De la Rocha, hijo del veterano político socialista y exdiputado del mismo nombre, se ha encargado hasta ahora de coordinar el grupo que ha elaborado el plan junto a las vicepresidentas tercera y cuarta, Nadia Calviño y Teresa Ribera, y la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. Este grupo, a su vez, ha trabajado en paralelo con el coordinado por la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, sobre temas regulatorios y de gobernanza y lleva meses elaborando el documento político cuyo contenido explicó este miércoles explicó el presidente en La Moncloa. Precisamente, la coordinación va a estar muy ligada a todos los ministerios y a la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno, del que De la Rocha forma parte.

El coordinador de la unidad de seguimiento también tiene que controlar las transferencias por valor de 72.000 millones de euros que lleguen de Bruselas, de las que el 70% están destinadas a la transición ecológica (37%) y la digital (33%), que dependen directamente de las citadas Vicepresidencias. El objetivo inmediato es dar cumplida cuenta de esas transferencias y, posteriormente, de gestionar los préstamos, por un valor de hasta 68.000 millones, que se le han concedido a España y para los que hay un periodo de seis años para solicitarlos.