Las personas que regresaron a sus tierras empujados por la falta de oportunidades económicas en las ciudades debido al COVID-19 ocasionaron un leve incremento en el cultivo de quinua de acuerdo a lo informado por Arturo Mamani Pandia, presidente del DRAP.
Detalló que se prevé que esta nueva campaña agrícola en El Collao concrete la siembra de más de 2.000 hectáreas de granos orgánicos repartidos en 2.095 hectáreas de quinua, 411 de cañihua, 476 de haba y 84 de tarwi.
Nerea Lupaca, ingeniera residente del proyecto granos andinos, manifestó que los campesinos y autoridades locales están aunando esfuerzos para fortalecer la producción orgánica de estos productos nativos del Ande con el objetivo de garantizar la alimentación de la región.
La Campaña Agrícola 2020-2021 de granos andinos dio inicio con un multitudinario pago a la pachamama en la Comunidad Campesina Chojña Chojñani, en Pilcuyo, provincia El Collao, en Puno.