Logo de Microsoft en unas oficinas de la compañía.
Logo de Microsoft en unas oficinas de la compañía.AFP

La carta de las tecnológicas sigue siendo claramente ganadora en tiempos de pandemia. El gigante estadounidense del software Microsoft ganó 13.893 millones de dólares (11.822 millones de euros) entre julio y septiembre, un 30% más que en el mismo período del ejercicio anterior, gracias al empuje de su plataforma de computación en la nube. En los tres últimos meses —los primeros de su año fiscal 2021—, la empresa de Redmond (Washington, Estados Unidos) facturó 37.154 millones de dólares frente a los 33.055 millones registrados en el mismo periodo del año pasado. Sus accionistas se embolsaron 1,84 dólares por título, 44 centavos por encima de los 1,40 del mismo período del ejercicio pasado.

La crisis sanitaria, que ha impulsado el teletrabajo y la digitalización forzosa de muchos sectores, ha sido un empujón para varios de los negocios de Microsoft: aunque prácticamente todos los segmentos de negocio de la firma que dirige Satya Nadella experimentaron subidas importantes en los tres últimos meses, es la plataforma de computación en nube Azure la que los lidera con un aumento interanual del 48%. Azure, principal competidor en el mercado de Amazon Web Services, se ha visto muy beneficiada por la transición al trabajo desde el hogar, puesto que las empresas han recurrido a la nube para organizar y gestionar sus actividades lejos de la oficina.

Otro segmento que ha experimentado un crecimiento muy pronunciado ha sido el de la videoconsola Xbox y sus contenidos (30 % interanual), algo a lo que ha contribuido la tendencia generalizada de los últimos meses hacia un mayor consumo de juegos como alternativa a la socialización fuera del hogar. Cabe destacar también las subidas de Dynamics 365 (38%), Surface (37%) y Office 365 Comercial (21%).

“En la próxima década, el rendimiento económico de cada negocio vendrá definido por la velocidad de su transformación digital. Estamos innovando en todos nuestros segmentos para ayudar a los clientes en cada industria a convertir el tiempo en valor, aumentar la agilidad y reducir costes”, indicó al presentar las cuentas el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella. Las acciones de la tecnológica cerraron la sesión del martes prácticamente planas.