Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS-OMS), manifestó que ante el historial de desigualdad en el acceso a salud que marca a los paises de Latinoamerica y el Caribe se están haciendo las coordinaciones para garantizar su acceso a todas las posibles vacunas contra la Covid 19.

“Estamos apoyando a la región para que participe del mecanismo COVAX, que tiene como principal objetivo que todos los países reciban al mismo tiempo las vacunas cuando estén listas”, afirmó.

Aunque no hay una vacuna aprobada, cerca de 40 países y territorios de Latinoamérica y el Caribe aseguraron ya la cantidad de dosis que necesitan para una primera fase de inmunización ante la COVID-19.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF), ha indicado que el 13 % del mundo ha comprado más del 50 % del volumen de las vacunas más prometedoras.

Estados Unidos ya compró 600 millones de dosis; Reino Unido, 60 millones; la Unión Europea, 30 millones, y Canadá, 72 millones, actitud que cuestiona el llamado a la solidaridad en la asignación de vacunas que realizó la OMS.

Por su parte los países de Latinoamérica y el Caribe, con mucho menos recursos se han ido vinculando a las vacunas participando en los estudios clínicos y gestionando su adhesión a la plataforma COVAX, que busca acceso equitativo a la vacuna y es coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A través de COVAX, 180 países tienen garantizadas dosis iniciales para cubrir hasta el 20 % de sus habitantes con las primeras dosis de la vacuna, lo suficiente para proteger a las personas con mayor riesgo.