El presidente del Congreso de la República, Manuel Merino, destacó este jueves que las instituciones fundamentales del Estado deben cumplir sus funciones más allá de la coyuntura y que los parlamentarios siempre estarán en contra de «intereses particulares» que traten de mellar la imagen institucional.

«A los congresistas actuales nos ha tocado asumir nuestra función en momentos sumamente difíciles para el país tanto la pandemia de la COVID-19 como la crisis política que lamentablemente estamos atravesando«, indicó durante una sesión solemne para conmemorar el 198 aniversario del parlamento nacional.

Manuel Merino resaltó el «acto trascendental de control político» desde este poder del Estado. Además, de ser garante de la persevación de la democracia, los ideales republicanos, el respeto de la minoría y el equilibro de poderes.

«Hay que preservar las instituciones como la Presidencia de la República, el Congreso de la República, el Tribunal Constitucional, el Ministerio Público, el Poder Judicial, la Contraloría General de la República, la Defensoría del Pueblo y todas las instituciones que deben cumplir sus funciones más allá de la coyuntura y desterrando siempre intereses particulares», señaló.

En ese sentido, Manuel Merino aclaró que la «ley es la razón», no puede tener nombre propio y no debe responder a «intereses subalternos», por eso hay confianza en la institución que representa el órgano supremo de la interpretación la Constitución y la institucionalidad.

«En esa necesidad de preservar las instituciones siempre estaremos en contra de los intereses particulares que traten de mellar la imagen del Congreso«, manifestó.

Manuel Merino argumentó que el país ha sido testigo en muchos momentos de «interpretaciones fantasiosas» y de actores políticos que pretendieron «asesinar la moral de los parlamentarios» y dividir a los legisladores para debilitar el Congreso.

‘Entrevistas ADN’: En este programa, El secretario general de Fuerza Popular, Luis Galarreta relató que antes de la disolución del Parlamento anterior, conversó con el entonces jefe del Gabinete, Salvador del Solar, para evitar nuevas crisis, precisando las condiciones para solicitar la vacancia presidencial por incapacidad moral y los votos de confianza al gabinete.