Alianza Lima trabajó este sábado en el complejo deportivo del Estér Grande de Bentín pensando en el partido del lunes ante Melgar. Mario Salas, quien no será más el entrenador del cuadro victoriano, estuvo presente en la práctica dirigiendo al primer equipo.

Según pudo conocer El Comercio, el ‘Comandante’ continuará dirigiendo los trabajos íntimos hasta que su desvinculación sea oficial. El Fondo Blanquiazul y su agente siguen negociando para llegar a un acuerdo económico.

Guillermo ‘Chicho’ Salas pasó las pruebas médicas de rigor junto a su comando técnico y será el nuevo entrenador del equipo a penas se resuelva la salida de Mario.

La salida del ex entrenador de Sporting Cristal se dio el pasado viernes luego que Alianza pierda por 2-1 ante Deportivo Municipal por la jornada 2 de la fase 2 de la Liga 1.

Mario Salas llegó a Alianza Lima luego de una sorprendente salida de Pablo Bengoechea, quien dejó al equipo tras caer por 2-0 con Universitario por unas diferencias con los dirigentes. Sin embargo, no pudo plasmar su idea en el plantel, cosechando ya seis derrotas consecutivas (5 por el torneo local y 1 por Copa Libertadores).

Cabe destacar que el Fondo Blanquiazul le había reiterado la confianza al director técnico, hace unas semanas, pero el no levantar cabeza hizo que se replanteen la decisión de seguir contando con él y dar marcha atrás en la idea de mantenerlo en el cargo.

En las próximas horas, los abogados del club se reunirán con el empresario de Mario Salas para intentar llegar a una conciliación y quedar en buenos términos sobre la cantidad a pagar. La cláusula de rescisión de contrato del ex entrenador de Sporting Cristal equivale a 500 mil dólares, según la página ‘Azul y Blanco’; suma que Alianza Lima intentará disminuir por el rendimiento que tuvo el equipo en los últimos meses.