noviembre 15, 2020
Imagen de archivo del pasado 19 de noviembre del 2019 del empresario Manuel Torres (Murcia, 1938), en una de sus últimas apariciones públicas donde recibió de manos del Rey Felipe VI la Medalla de Oro de Navarra.
Imagen de archivo del pasado 19 de noviembre del 2019 del empresario Manuel Torres (Murcia, 1938), en una de sus últimas apariciones públicas donde recibió de manos del Rey Felipe VI la Medalla de Oro de Navarra.Jesús Diges / EFE

En Pamplona, donde residía desde hacía muchos años y donde formó su empresa, falleció el día 5 Manuel Torres, un empresario innovador y ejemplar. Tenía 82 años y seguía trabajando 10 horas diarias en sus diseños de maquinaria para la automatización de procesos industriales.

Nacido en la huerta murciana en el seno de una familia sin ninguna tradición industrial, estudió Formación Profesional mecánica. Siendo todavía joven, fue contratado en Pamplona por Papelera Navarra, una fábrica de cartón ondulado como jefe de mantenimiento.

Alquiló una pequeña nave en Pamplona y desarrolló y fabricó en sus horas libres y con su propio dinero su primer producto, un portabobinas que ahorraba tiempo en la carga de las máquinas de cartón, y fundó su empresa MTorres Diseños Industriales. Eran los tiempos de la transición política en España.

Pocos años después, MTorres era el principal suministrador mundial de maquinaria para la fabricación de cartón, con instalaciones en los cinco continentes. Sin embargo, es a partir de finales de la década de los ochenta cuando la creatividad de Manuel Torres y de su empresa, ya importante y poblada de brillantes ingenieros, destacó en el sector aeroespacial. En 1987, visitó la fábrica que la entonces Construcciones Aeronáuticas SA (CASA) tenía en Tablada, en el centro de Sevilla.

De aquella visita surgió una idea revolucionaria que, literalmente, cambió la forma en que se fabricaban los aviones en el mundo. Se trataba del útil virtual universal, absolutamente novedoso, que Manuel denominó Torrestool y que evitaba disponer de decenas de utillajes necesarios para fabricar piezas aeronáuticas con la precisión que se requiere. MTorres parecía una de esas empresas del Mittelstand alemán que tanta admiración despiertan.

Cuando la industria aeronáutica comenzó a utilizar masivamente los nuevos materiales de fibra de carbono, CASA, gracias a su participación en el consorcio Airbus, se convirtió en una referencia mundial en esa tecnología y MTorres en una de las más importantes industrias mundiales de bienes de equipo para la fabricación de aviones con composites de fibra de carbono.

Para los españoles que hemos pasado por esta industria ver las impresionantes instalaciones de MTorres en los más importantes centros de fabricación aeronáutica del mundo (sobre todo de Boeing y Airbus) y contemplar el logo de MTorres en todas ellas es un gran motivo de orgullo.

Me atrevo a decir que solo dos españoles han tenido un verdadero impacto en el devenir de la industria aeronáutica mundial y ambos eran murcianos: Juan de la Cierva, en lo referente al diseño de aeronaves, con su autogiro, y Manuel Torres, con su variada y original maquinaria para la fabricación de aviones.

Javier Álvarez Vara es ingeniero aeronáutico y fue presidente de CASA.