Luis Suárez, con mucho ruido de por medio, dejó Barcelona y empezó un nuevo desafío en Atlético de Madrid. Si bien hoy está satisfecho al mando del Diego Simeone, aún queda el mal recuerdo por la forma en la que se cocinó se dio su partida de la institución catalana.

“Los mensajes del club, que te buscaban una solución para cambiar de aires, no me lo tomé muy bien, por la forma que se hicieron más que nada. Porque uno tiene que aceptar cuando cumple un ciclo. Fueron días de pasar llorando por la situación que me estaba tocando vivir”, reveló Suárez, en entrevista con

Luis Suárez, por otro lado, reveló que ya ni siquiera lo consideraban en los entrenamientos en el club en los últimos días. “Ir a entrenar en el Barcelona y te manden entrenar aparte porque no pertenecía a los 22 jugadores que iban a ser 11 contra 11… mi mujer era la que me veía triste, me veía cabizbajo y lo que quería es volver a verme feliz”, comentó.

Asimismo, el ‘Pistolero’ se refirió al apoyo que recibió de parte de Lionel Messi, quien intentó dejar el Barcelona, pero no quiso entrar en conflictos y terminó por quedarse para cumplir con el año de contrato que le queda.

“No me sorprendió por un tema que lo conozco demasiado a él. Ya sabía el dolor que él sentía como lo dijo y como lo dije yo”, dijo Luis Suárez, minutos después de anotar un gol en la victoria (2-1) sobre Chile, por las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022.

“Las formas… El sentirte que te estaban echando. Eso es lo que más duele. Porque somos grandes: llevaba 6 años en el Barcelona y había otras maneras. Hablarme de buena manera, decirme que el club tiene pensado cambiar de aire, pero no fueron buenas las formas y eso es lo que también a él lo molestó y bueno…”, indicó.