En marzo pasado, cuando apenas el equipo de producción y de actores de ‘De vuelta al barrio’ llevaba grabando el octavo capítulo, fue sorprendido con el anuncio del presidente Vizcarra, decretando el estado de emergencia nacional.

Magdyel Ugaz, su más reciente ‘jale’ de esta nueva temporada, ya había dejado sus primeras escenas y cimbreantes movimientos como ‘La Chafloque’ y tal como se mostró en el spot, donde se anunciaba su incorporación, aún se grababa con presencia masiva, sin imaginar lo que les tocaría vivir.

El martes, la serie inició una nueva etapa y con nuevo guion: de la década de los 70 pasó a la actualidad, y donde están ausentes: Teddy Guzmán, Adolfo Chuiman, Yvonne Frayssinet y Ana María Jordán, quienes forman parte de la población vulnerable a la Covid-19.

“Es un duro golpe, pero tenemos la reinvención, hemos tenido que reinventar el programa para continuar. Los personajes existen, no podemos contar con ellos, pero están ahí, esperando que la vacuna o cura aparezca algún día… Hemos tenido que cambiar capítulos enteros, ha costado mucho, pero el resultado es bastante bueno. El elenco que tenemos es buenísimo. Felizmente el programa no está apoyado solo en ellos”, había adelantado en conferencia de prensa Gigo Aranda, su creador.

Ante el cambio que ya era esperado por sus seguidores, Aranda ha reconocido que “atrevernos a hacer ficción este año y salir al aire ha sido una cosa de locos”. El regreso a las grabaciones, hace un mes, ha sido bajo estrictos protocolos de seguridad para prevenir el contagio. Todo el personal, sin excepción, pasa por pruebas que aseguren que no tienen Covid-19 (a los actores les hacen pruebas rápidas cada quince días y una molecular al mes). Además, hay dos protocolos de seguridad: el del canal y el de la serie, y América Televisión ha duplicado toda la logística que tenía (camerinos, baños, salón de maquillaje, vestuario).

Gigio reescribió los capítulos para que en las escenas participen menos personajes y los directores encontraron una fórmula para realizar escenas con cinco, seis personas, manteniendo la distancia. Incluso, los personajes que están de espaldas a la cámara usan mascarillas, reveló a La República.

‘De vuelta al barrio’ se ha caracterizado por ser una historia donde el romance es el ingrediente principal. ¿Cómo se harán con los besos? La productora general, Estela Redhead, respondió: “Es un trabajo difícil, porque el actor trabaja con la cercanía. No se pueden hacer besos, abrazos, pero hay una muy buena solución que se verá al aire”.

De vuelta al barrio, últimas noticias:

al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes de la farándula nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.