noviembre 12, 2020
El secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, el pasado miércoles en una rueda de prensa.
El secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, el pasado miércoles en una rueda de prensa.OSCAR DEL POZO / Europa Press

El objetivo de que los trabajadores autónomos coticen en función de sus ingresos reales —la reivindicación que abanderan las principales organizaciones que los representan— sumó este jueves un pasito más. Y es que el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se comprometió a estudiar la posibilidad de que los trabajadores por cuenta propia cambien de base de cotización, para subirla o reducirla, hasta seis veces al año.

MÁS INFORMACIÓN

Ese fue el compromiso que arrancaron este jueves al secretario de Estado de Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, las principales organizaciones de autónomos en el encuentro que tuvo lugar en la sede del ministerio que dirige José Luis Escrivá. Tras la reunión, Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) declaró estar satisfecho con un avance que se incluye dentro del paquete de propuestas remitido por la organización al Ejecutivo. Amor aseguró que el ministerio aceptó estudiar que se permita a los autónomos mayores de 48 años adecuar de forma voluntaria su cotización a sus ingresos. Aun así, desde ATA dejaron claro que consideran que “no es el momento para aprobar este nuevo sistema” y trasladaron a Arroyo que no entienden “las prisas del Gobierno por ponerlo en marcha”. “No vamos a avalar ninguna reforma en una situación como la actual que pueda conllevar un aumento de cotizaciones y poner en riesgo la viabilidad de los negocios”, señaló Amor.

Implementado en 2021

Por su parte, el presidente de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, apuntó que se ha acordado que el sistema esté definido a lo largo de lo que queda de año para que sea implementado en 2021. Según Abad, en estos momentos el sistema afectaría a más de 1,9 millones de autónomos y luego se incorporarían otros 1,7 millones de autónomos socios de sociedades. “El sistema de cotización por ingresos reales está cada vez más cerca, nos alegramos de la apuesta que está haciendo el Gobierno para modernizar el sistema y esperamos que a lo largo de este mes se den por finalizados los trabajos”, añadió.

La hoja de ruta en la aprobación de este cambio en las cotizaciones se conoció en octubre, cuando el departamento de Escrivá informó de que cruzaría datos con Hacienda para fijar un nuevo sistema que definiría varios tramos.