noviembre 9, 2020

No resistió más. Sebastián Abreu decidió terminar unilateralmente su relación con el Boston River, donde cumplió una doble labor como entrenador y jugador del cuadro verdirrojo, así lo confirmó el presidente del club, Mario Doldan.

La última derrota de su equipo este domingo (0-3) ante el River Plate de Jorge Fossati, forzó la decisión del popular ‘Loco’ que sumó su segunda derrota su segunda derrota en tres partidos disputados en el Torneo Intermedio del fútbol uruguayo.

Pero lo más complicado para Boston River es la tabla acumulada, donde el equipo se encuentra en zona de descenso, ocupando el último lugar de la clasificación, con tres victorias, 7 empates y 8 derrotas.

Sebastián Abreu llegó al cuadro verdirrojo en julio de 2019 con la propuesta de cumplir la labor de entrenador y jugador, pero la situación del club parece requerir de una nueva visión. Más aun de cara a un duelo de vida o muerte que tendrá este miércoles con Danubio.

Con 44 años, esta es la segunda experiencia como entrenador del ‘Loco’. En el 2019 dirigió al Santa Tecla salvadoreño, con el que conquistó la copa local en 2019.

Sebastián Abreu ha defendido 30 camisetas a lo largo de su carrera profesional, 29 de clubes y la de la selección de Uruguay, lo que le llevó a lograr el récord Guinness en 2017. Otro récord es haber anotado 400 goles en su carrera. El más recordado, el penal picado contra Ghana en el Mundial 2010.