En Shanghai , China, una escuela primara de cinco pisos fue trasladada 61.7 metros para dar paso a nuevas construcciones. Utilizaron patas robóticas para cambiar de lugar el edificio histórico de 7,600 toneladas.

Fueron necesarias alrededor de 200 patas robóticas para mover de su lugar original al edificio de la Escuela Primaria Lagena, construido en 1935 y que estuvo desde hace 85 años en Shanghái.

El motivo para esta reubicación es la construcción de un nuevo complejo comercial y de oficinas de 390,000 metros cuadrados.

En lugar de derribarlo, los ingenieros optaron por elevar el edificio sobre 198 patas robóticas diseñadas especialmente para ello y trasladarlo a otro lugar..

Estas patas robóticas empleadas para mover y proteger la estructura del edificio, imita los pies humanos. En este sentido, el edificio de 7,600 toneladas, pudo “caminar” 61.7 metros.

Este no es el primer edificio histórico en Shanghái que, en lugar de ser demolido se traslada a otra ubicación. En junio se movieron cinco edificios históricos, uno de ellos llegó a reubicarse a 2 kilómetros de su lugar original, siendo la reubicación más grande y de mayor distancia hasta la fecha.