noviembre 11, 2020

Barcelona se despidió de la peor manera de Champions League la temporada pasada. El equipo dirigido, en ese entonces, por Quique Setién cayó 2-8 en el Camp Nou a manos de Bayern Munich y generó la salida del entrenador santanderino. Ronald Koeman fue su reemplazante.

El holandés tomó las riendas del equipo con muchos problemas por resolver. Se desconocía el futuro de algunos referentes del equipo y Lionel Messi, la máxima estrella del equipo, buscaba la manera de salir del equipo.

En conversación con Diario Sport, Koeman reveló cómo vivió esta etapa y qué hizo para convencer al argentino de continuar en el equipo a pesar de los problemas con el ex presidente Josep María Bartomeu.

“Ya me habían dicho que Messi estaba descontento. Hablamos en su casa. Me dio sus razones y yo le expliqué qué es lo que yo podía cambiar: fui sincero, le dije que lo único que yo podía cambiar eran las cosas de fútbol; mi trabajo, mi sistema de juego, su posición en el campo, su importancia como jugador. También le dije que las cosas que él tenía con el club yo no podía cambiarlas. Al final, quedarse fue decisión suya”, explicó Koeman.

“Bueno, acabamos hablando de cómo hay que presionar al rival… la sensación que tuve con él siempre fue buena. Es algo importante, porque Messi me ha demostrado ser una persona ambiciosa, que siempre quiere ganar cosas, que quiere seguir siendo el mejor, aunque haya tenido sus problemas con el club”.

Tras ser preguntado por la dependencia del Barcelona a Messi, dijo: “Yo quiero lo mejor para el equipo. Y lo mejor para el equipo es que Leo esté bien, como está ahora, enchufado y muy metido. Lo demostró el otro día, contra el Betis, cuando entró en la segunda parte. El equipo tiene que aprender a buscar lo mejor para el propio equipo, pero a día de hoy el Barça ha sido, es y va a ser mejor equipo con Messi que sin Messi”, finalizó.