José Víctor Salcedo

Cusco

Es viernes 21 de agosto del 2020. La calle Tres Cruces de Oro está repleta de comerciantes. Roberto vende utensilios de cocina que están expuestos sobre una pequeña carreta. Un metro más adelante una joven ofrece frutas y, al costado de ella, una señora vende potes de miel. Los cusqueños acuden en grupo a hacer sus compras, porque los precios son más baratos que en algunos mercados y tiendas. El riesgo de contagio es alto.

Los ambulantes de hoy son cusqueños que perdieron su trabajo o aquellos emprendedores que fracasaron a causa de la cuarentena por la pandemia de la COVID-19. Veintiocho de cada 100 ciudadanos del Cusco perdieron su trabajo a causa de la crisis sanitaria, según una proyección del Observatorio Socio Económico Laboral de la Dirección Regional de Trabajo y Promoción del Empleo (DRTPE). “Se calcula que unos 400 mil cusqueños perdieron su trabajo”, explicó Javier Vega, director de la DRTPE del Cusco.

Obras de infraestructura

El Gobierno, en sus tres instancias, está poniendo en marcha proyectos y programas para generar puestos de trabajo y emplear esa mano de obra desempleada. El Gobierno Regional del Cusco tiene previsto reiniciar, en lo que resta del 2020, 157 proyectos avaluados en S/ 1 305 millones 599 mil 900. Con esto pretende aumentar el PBI en 3.56% y el empleo en 4.15%. En 2021 y 2022 el objetivo es invertir en obras más de S/ 3 800 millones y con ello el PBI crecería en 10% y el nivel empleabilidad en más del 12%.

La reactivación considera tres etapas y se calcula que estas generarán 2 863 empleos mensuales y demandará los servicios de 1730 proveedores anuales. Solo la primera etapa -que está en marcha- implica reiniciar 25 obras por S/ 91 millones 631 mil 449 con 809 empleos mensuales y 250 proveedores beneficiados.

Emprendimientos

Una segunda fuente de trabajo será el reinicio –todavía no definido- de la construcción del Aeropuerto Internacional de Chinchero. La Región propondrá que los servicios de hospedaje y alimentación de los trabajadores en la obra sean atendidos por los empresarios de restaurantes y hoteles del Valle Sagrado de los Incas

Además, la DRTPE busca impulsar algunos emprendimientos a través los Procompites, un fondo concursable para cofinanciar propuestas productivas o planes de negocio. La Región recibió 231 pedidos de organizaciones de productores para recibir en conjunto S/ 8 millones. Se gestiona también créditos para emprendedores.v

Trabaja Perú también genera empleo

En julio, el programa Trabaja Perú generó 10 mil puestos para mano de obra no calificada en 73 distritos y 1000 para profesionales técnicos.

La segunda etapa consiste en impulsar y ejecutar proyectos más grandes y de impacto como muros de contención, saneamiento básico, sistemas de irrigación, pistas y veredas, etc. Allí habrá demanda de más trabajadores.