noviembre 12, 2020
Controles en la terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Controles en la terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.Efe

Las nuevas restricciones a la movilidad han acentuado el desplome del tráfico aéreo en España. Tras sufrir un verano negro, con una caída de viajeros del 75% en los meses de julio a septiembre, los aeropuertos de la red de Aena cerraron el mes de octubre con 4,46 millones de pasajeros, un 81,9% menos que en el mismo mes del año pasado.

La crisis se cebó especialmente en los viajeros procedentes del extranjero tras las medidas adoptadas por Gobiernos como los del Reino Unido y Alemania limitando los viajes al exterior o declarando cuarentenas para los ciudadanos que quisieran viajar a España. En consecuencia, la llegada de pasajeros desde fuera de las fronteras cayó un 90% en octubre hasta los 1,72 millones. Los pasajeros de vuelos comerciales interiores fueron 2,7 millones, un 63,1% menos que en octubre de 2019,

Y no solo bajan los pasajeros sino también la ocupación, puesto que el número de vuelos cayó únicamente un 55,4% en octubre, lo que prueba que los aviones programados van más vacíos, con la consiguiente pérdida de rentabilidad para las aerolíneas. Por su parte, el transporte de mercancías cayó un 21,2%, hasta las 83.427 toneladas, debido a que una parte muy importante de la carga habitual se traslada en aviones comerciales de pasajeros.

El aeropuerto Madrid-Barajas registró en octubre el mayor número de pasajeros de la red con 736.113, lo que representa un descenso del 86,6% con respecto al mismo mes de 2019. Le siguió el aeropuerto Barcelona-El Prat, con 712.283 (-84,7%); Palma de Mallorca, con 395.906 (-86,5%); Málaga-Costa del Sol, con 329.337 (-82,4%); Gran Canaria, con 303.575 (-72,1%); Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna, con 249.498 (-50,7%); y Alicante-Elche, con 241.178 (-83,1%).

“El descenso del tráfico de pasajeros ha continuado este mes debido a las nuevas restricciones a la movilidad tanto en España como en el resto del mundo provocadas por la nueva propagación de la covid”, argumenta Aena en su comunicado.

Perspectivas financieras inciertas

Los rebrotes de la pandemia de coronavirus están trastocando los planes de recuperación del sector y harán muy difícil que se cumplan las previsiones financieras para Aena, participada en un 51% por el Estado, contenidas en los Presupuestos Generales del Estado para 2021. El proyecto prevé que el gestor aeroportuario pierda este año 581,6 millones de euros, y vuelva a beneficios en 2021, con una ganancia de 68,2 millones en 2021, mientras que la cifra de negocio alcanzará los 2.649 millones el próximo año, frente a 1.640 millones previstos para el cierre de 2020, lo que supone un aumento del 61,5%.

No obstante, Aena explicó en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que las estimaciones económico-financieras proporcionadas por el Gobierno “no se corresponden con la actual previsión de cierre del ejercicio 2020”. La compañía explicó que estas cifras se ven afectadas por “la rápida evolución de los efectos derivados de la pandemia de la covid-19 que ha tenido lugar desde que se elaboraron dichas previsiones”