El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez saluda a la presidenta del Senado, Pilar Llop, a su llegada al Senado este lunes para participar en la conferencia de presidentes autonómicos.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez saluda a la presidenta del Senado, Pilar Llop, a su llegada al Senado este lunes para participar en la conferencia de presidentes autonómicos.Chema Moya / EFE

La garantía de que las comunidades autónomas dispondrán de la mitad de los recursos procedentes de Europa -el Gobierno ya les habilitó en julio un fondo de 16.000 millones a fondo perdido- y la presencia de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, han obrado que la 23ª conferencia de presidentes haya sido la cumbre más sosegada de las 17 que se han celebrado desde el inicio de la pandemia. Todas telemáticas, salvo la de La Rioja a finales de julio. Nadie, ni siquiera los barones del PP, han cuestionado la declaración del nuevo estado de alarma en todo el país hasta mayo.

La gran novedad de la cumbre es que más del 50% de los proyectos del Plan de Recuperación europeo será ejecutado por las comunidades. Pedro Sánchez ha destacado además que el anteproyecto de Presupuestos, que será presentado este martes y aprobado por el Consejo de Ministros, incluirá un importante adelanto en los Presupuestos de 2021 de 27.000 millones de euros con cargo a los fondos europeos de los 72.000 millones en transferencias directas a los que se ha comprometido Bruselas. Inmersos en una situación inédita, con cuatro crisis simultáneas (sanitaria, política, económica y social), barones del PSOE, PP y regionalistas –Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Galicia– han destacado la importancia del apoyo a la cohesión territorial y de retos como la despoblación. Por una vez, los enfrentamientos partidistas han quedado relegados. Toda la atención estaba en el maná europeo. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, del PP, ha preguntado si España solicitará la totalidad de los 140.000 millones concedidos, incluidos los préstamos. Sánchez ha respondido que no se renuncia a ellos. El Gobierno reclamará las ayudas directas a fondo perdido y dejará para más adelante los casi 70.000 millones en préstamos.

“Europea está con ustedes”, ha manifestado Von der Leyen, según han trasladado fuentes de la reunión a EL PAÍS. En su intervención, la dirigente comunitaria ha resaltado que España es el segundo mayor receptor del fondo y que el plan solo tendrá éxito si se trabaja en equipo. Von der Leyen ha remarcado además que un tercio de las inversiones servirán para financiar los objetivos del Pacto Verde europeo. En esta línea, considera que el Plan Next Generation de la UE puede iniciar la década digital en Europea y en España. “Tenemos que invertir dinero en sectores que no generen problemas a la próxima generación”, ha concluido en su exposición al final de la reunión. “El hidrógeno es un proyecto fascinante”, ha dicho, según señalan varias fuentes del encuentro. Previamente la presidenta de Navarra, María Chivite (PSOE), con un discurso muy medioambiental, ha apostado por reforzar la línea del hidrógeno verde. Esta semana hará una presentación del pacto verde y de digitalización en la comunidad foral.

Los presidentes y presidentas podrán promover en el Plan de Recuperación proyectos o programas en vivienda, educación, políticas sociales, políticas activas de empleo o medioambiente. Será en estas áreas donde las comunidades podrán ejecutar los proyectos y programas que presenten y sean aprobados. En concreto, para la rehabilitación de viviendas se reservarán 4.300 millones, a biodiversidad 2.500, a cuidados e igualdad de oportunidades 2.000. La modernización y digitalización de las autonomías contará con 600 millones. Otra de las novedades que ha expuesto Sánchez es el impulso a un Plan Justicia 2030: el objetivo es desplegar más de 5.000 oficinas en pueblos de toda España para lograr a lo largo de la década una justicia más eficiente y de más calidad, según fuentes presentes.

Sánchez ha explicado que se creará una Conferencia Sectorial de Fondos Europeos con el Ministerio de Hacienda, las comunidades autónomas y la Federación de Municipios y Provincias (FEMP). Y ha destacado que se reformarán las leyes de subvenciones y contratos públicos. La colaboración público-privada se fomentará para una ejecución eficiente y ágil de los fondos comunitarios. Abel Caballero, presidente de la FEMP, ha pedido también interlocución directa para las corporaciones locales. “Fuimos cumplidores exhaustivos de las reglas de contabilidad”, ha aseverado. Hacienda resolvió el 30 de septiembre suspender la aplicación de las reglas fiscales en 2020 y 2021 justo el mismo día que vencía el plazo para presentar los Presupuestos. La decisión supone dejar sin efecto la regla de gasto y los objetivos de déficit para todas las Administraciones públicas, incluidos los Ayuntamientos, que tenían inmovilizados 14.000 millones en los bancos sin poder utilizarlos.

El presidente, que en esta ocasión ha participado en la conferencia desde el Senado y no en La Moncloa, remarcando así el simbolismo que conlleva la Cámara territorial, ha sido recibido antes de las 10.00 por la presidenta de la Cámara alta, Pilar Llop. Le han acompañado la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y las ministras Carolina Darias (Política Territorial), María Jesús Montero (Hacienda) y Arancha González Laya (Exteriores).

Tras los turnos de Sánchez y Von der Leyen han intervenido los líderes territoriales en función de la antigüedad de los estatutos de autonomía de sus territorios. Por primera vez se ha habilitado un cronómetro que daba un máximo de cinco minutos para intervenir a cada líder territorial. El primero ha sido Iñigo Urkullu (PNV), que ha pedido conocer los criterios de la UE y los instrumentos que pondrá el Gobierno para la selección de proyectos. También ha mostrado interés en los sistemas de evaluación y control en el marco europeo. “Su asistencia es una clara señal de reconocimiento de las comunidades autónomas”, ha valorado la presencia de Von der Leyen.

El vicepresidente catalán, Pere Aragonès, ha reivindicado en inglés la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña según fuentes presentes y ha lamentado la situación del expresident Quim Torra, inhabilitado por el Tribunal Supremo el mes pasado por un delito de desobediencia por incumplir la orden de la Junta Electoral Central de retirar, en campaña electoral, una pancarta de apoyo a los presos del procés del Palau de la Generalitat. Aragonès ha reclamado además interlocución directa con Bruselas, según fuentes de la cumbre. El dirigente de ERC ha subrayado a continuación en castellano que el fondo debe tener en cuenta a las pequeñas y medianas empresas. Además, considera necesaria la modificación de la contratación para agilizar los proyectos. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (PSOE), ha reprochado a Aragonés en su turno –ocho después– que haya aprovechado la presencia de la presidenta de la Comisión Europea para reivindicar la celebración de un referéndum.

Alberto Núñez Feijóo (PP), que ha invitado a la presidenta de la Comisión a recorrer algún tramo del Camino de Santiago, también ha solicitado “criterios transparentes y objetivos” para la participación de las comunidades en el fondo europeo. La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también del PP, ha reclamado criterios “objetivos y transparentes”, proponiendo la población y nivel de desempleo.

El presidente de la Xunta ha incidido en que se tenga en cuenta la despoblación, dispersión territorial de los residentes y la renta de cada comunidad. “Tenemos la misma población que hace 100 años y España la ha duplicado”, ha destacado Alfonso Fernández Mañueco (PP), de Castilla y León. Miguel Ángel Revilla, el presidente cántabro (PRC), también ha expresado su inquietud por la despoblación rural.

Otro barón del PP, Fernando López Miras, ha advertido cómo la pandemia “amenaza el Estado del bienestar”. “Los fondos van a convertir esta crisis en una palanca», ha valorado el presidente de Murcia. “No se debe dejar a nadie atrás”, ha manifestado el presidente de Asturias, Adrián Barbón (PSOE), que insistido en la “necesidad de ir a la cohesión territorial” y que se seleccionen los mejores proyectos. La riojana Concha Andreu (PSOE) ha instado a “un gran pacto entre comunidades», mientras el valenciano Ximo Puig, de su mismo partido, ha apremiado a una transición justa a un modelo digital y sostenible. “El camino es más Europa, más federal”, ha enfatizado en una intervención con muchas demandas: un procedimiento exprés de contratación, ayudas al sector turístico y la consabida apuesta por el corredor Mediterráneo. “En el 110º aniversario de [el nacimiento de] Miguel Hernández, Europa es la esperanza”, ha finalizado.

Canarias ha hecho hincapié en cómo los ertes han impedido mayor destrucción de empleos –el turismo representa un tercio del PIB del archipiélago–. Su presidente, Ángel Víctor Torres (PSOE), ha insistido en la condición ultraperiférica de la comunidad.

Javier Lambán ha reconocido la participación de Sánchez “en el hito” del Fondo de Reconstrucción y el “liderazgo” de la presidenta de la Comisión. El presidente de Aragón ha insistido “en la necesidad de que en el resultado final [de reparto de proyectos] se observe un equilibrio entre unos y otros”. El barón socialista ha instado a que la España vacía se tenga en cuenta: “La revitalización del medio rural debe servirnos de inspiración. Para que haya cohesión es importante que todos pongamos de nuestra parte”. El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara (PSOE), ha animado a aprovechar para mejorar los programas contra la pobreza infantil.