noviembre 3, 2020
Oficinas centrales de Ant en Hangzhou (China).
Oficinas centrales de Ant en Hangzhou (China).STR / AFP

El inminente récord tendrá que esperar un poco más. Las autoridades chinas han bloqueado la salida a Bolsa de Ant Group cuando apenas faltaban 48 horas para la fecha señalada. La firma de servicios financieros digitales iba a debutar en Hong Kong y Shanghái el próximo jueves 5 de noviembre, una operación por la que esperaba recabar 34.500 millones de dólares (29.500 millones de euros), cantidad sin precedentes que supondría la mayor oferta pública inicial de la historia.

MÁS INFORMACIÓN

La decisión ha sido revelada a última hora de la tarde de este martes por los operadores del índice de Shanghái y confirmada poco después por la empresa afectada.»Ant Group anuncia que ha sido notificado por los reguladores competentes en la R.P. China que la propuesta cotización de sus acciones en el STAR ha sido suspendida dado que la empresa no cumpliría los requisitos de cotización o de información a causa de cuestiones materiales relacionadas con la entrevista de nuestros responsables», explica el comunicado oficial, sin entrar en detalles sobre los motivos específicos que motivan la medida.

El texto, en cambio, sí hace mención del encuentro al que Jack Ma, fundador de Alibaba y máximo accionista de Ant, fue convocado este lunes por las autoridades del país. La conversación, dirigida por representantes del banco central chino junto a otras tres instituciones públicas, fue interpretada en un primer momento como un tirón de orejas tras unas declaraciones recientes del magnate en las que criticaba la legislación de China en materia financiera. Durante la entrevista –a la que las autoridades se refirieron como yuetan, término a menudo asociado a una reprimenda gubernamental– Ma estuvo flanqueado por Eric Jing, presidente ejecutivo de Ant, y Simon Hu, director general.

Tras comenzar su andadura como una empresa de pagos electrónicos, Ant se ha convertido en un gigante que ofrece todo tipo de productos financieros –préstamos, inversiones o seguros– personalizados al detalle gracias a la ingente cantidad de información acumulada sobre el usuario gracias al registro de sus transacciones. La empresa se enorgullece de emplear un esquema bautizado como 310: bastan 3 minutos para rellenar un formulario, el cual es aprobado en 1 segundo con la intervención de 0 seres humanos. Esto se ha traducido en un negocio extraordinario: sus ingresos en la primera mitad de este año se elevan a 72.500 millones de yuanes (8.900 millones de euros).

Entusiasmo de los inversores

Sin embargo, esta decisión supone un jarro de agua fría para Ant, que se preparaba para hacer historia. Su salida a Bolsa –que dejaría muy atrás los 29.000 millones de dólares (24.800 millones de euros) amasados por Saudi Aramco en diciembre de 2019– ya había atraído más de 3 billones de dólares (2,56 billones de euros): solo en Shanghái la demanda multiplicaba 870 veces la oferta de acciones, lo que atestigua el entusiasmo de los inversores. Esa lluvia de dinero ha quedado, de momento, congelada. “Ofreceremos más detalles con respecto a la suspensión de la cotización y el reembolso del importe de las solicitudes lo antes posible”, sentenciaba el comunicado de la firma.