septiembre 29, 2020

Después de haber agotado todas las unidades de pre-venta disponibles para el público general, parece que finalmente algunos medios estadounidenses han comenzado a publicar nuevos detalles y avances sobre el funcionamiento y capacidades clave de las Xbox Series X, desvelando algunos detalles negativos para la consola premium de próxima generación de Microsoft, destacando una menor cantidad de espacio disponible en el almacenamiento interno de la consola.

Y es que aunque es algo normal que cualquier sistema operativo guarde una parte notable de espacio para sus aplicaciones y archivos, en el caso de esta consola estamos hablando de hasta 200 GB retenidos, una quinta parte del total disponible.

Desde el portal IGN han profundizado en el espacio de memoria que tendremos tras un fin de semana testeando la nueva consola de Microsoft, y han observado que el usuario solamente tendrá 802 GB a su disposición para poder guardar nuestras partidas y los propios juegos. Una cifra que si bien todavía puede sonar bastante amplia, dado el cada vez mayor tamaño de los juegos con ejemplos como los casi 200 GB de Call of Duty Modern Warfare, y el esperable salto de tamaño derivado de la adaptación al potencial de las propias consolas de nueva generación, podrían hacer de las tarjetas SSD externas una verdadera necesidad.

Xbox Series X y S Seagate SSD tarjeta de expansión

Aunque el almacenamiento externo de las Xbox Series X parece que tampoco llegará a cumplir totalmente con lo ofertado, ya que las tarjeta de expansión de almacenamiento de Seagate sólo contarán con 920 GB de 1 TB disponibles. Y es que aunque en este caso el recorte sea ligeramente menor, no hay que olvidar que estas unidades de almacenamiento ascenderán hasta los 250 euros.

Aun así, cabe recordar que tal y como adelantó ya la propia Microsoft, tanto los títulos de Xbox de la generación anterior como los nuevos se podrán seguir reproduciendo en las Xbox Series X a través de un disco duro externo con salida USB 3.2. Sin embargo, para recibir todos los beneficios de la arquitectura Xbox Velocity y un rendimiento óptimo, los juegos optimizados de Xbox Series X dependerán del uso de la propia SSD interna o una de estas tarjeta de expansión.

La nueva generación está cada vez más cerca, y aunque todavía no se ha repuesto el stock de Xbox Series X, todavía podemos encontrar disponibles algunas unidades de las Xbox Series S, que nos asegurarán en mayor medida su disponibilidad para la fecha de lanzamiento el próximo 10 de noviembre.