Como todos los componentes de la economía, la campaña de Navidad se verá ralentizada por el coronavirus. Entre diciembre y enero se espera que en España se firmen 290.000 contratos para cubrir el aumento del consumo de estas fechas, un 34,5% menos de nuevos empleos en comparación con la campaña del año pasado. Según el estudio publicado este jueves por Randstad, la logística es el sector que más va a contratar por el aumento de la venta online, mientras que la hostelería se hundirá por las restricciones de horarios y movimiento.

“El descenso registrado este año rompe con la tendencia de crecimiento de siete años consecutivos”, recoge la empresa de recursos humanos en el estudio. En 2012 comenzó la fiebre de la contratación durante los meses de invierno, que había decaído tras la crisis de 2008. Ese año se contrataron en España 200.000 personas y el número alcanzó máximos en la temporada pasada, cuando 440.000 personas consiguieron empleo para cubrir la demanda de Navidad.

Sin embargo, en 2020 se reducirá la contratación en los tres sectores estudiados por Randstad: hostelería, logística y comercio, los tres pilares que sustentan las ventas y el ocio navideño. Pero no todos cederán igual. “El sector que se ha erigido como salvavidas del empleo, y que lo será de manera relevante en los próximos meses, será el de la logística, gracias en buena parte al comercio electrónico”, comenta Valentín Bote, director de Randstad Research.

“Ante esta situación, las empresas demandarán puestos de empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén y transportistas, además de profesionales destinados a la atención al cliente, tanto para atención online como telefónica”, advierte la empresa especializada en empleo.

En el comercio y la hostelería la demanda será la habitual en esta época. En el primero se necesitarán dependientes, promotores, azafatos y perfiles comerciales, mientras que bares y restaurantes demandarán cocineros, ayudantes de cocina y camareros; y personal de apoyo en hoteles, camareras de piso o personal de recepción.

El transporte de paquetes y la logística sufrirá la menor caída en la contratación, un 18% e incorporará a sus plantillas 128.000 empleados en diciembre y enero. Seur ya ha ofertado 2.100 nuevas plazas para hacer frente a un aumento de más del 50% de los repartos frente a las Navidades pasadas, que se suman a los 2.000 contratados este año para cubrir el aumento generalizado de las ventas en la red.

El sector del comercio también contratará a casi 100.000 personas próximamente. La Asociación de Fabricantes y Distribuidores aseguró este miércoles que en los próximos dos meses sector se lo juega todo. “La Navidad representa en torno a una tercera parte del beneficio anual”, dijo Rosario Pedrosa, gerente de estrategia comercial. La agrupación de productores de alimentos y bienes de consumo confía en que lo que deje de consumirse en los restaurantes se consuma en los hogares, aunque cuentan con que las reuniones familiares se verán reducidas por la situación sanitaria.

La industria juguetera, otra de las más sonadas en estos meses, apuesta el 70% de sus ventas a la Navidad, pero la campaña se presenta “incierta”, ha dicho el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, José Antonio Pastor, a EFE. El sector aún no tiene cálculos de cuánto van a vender este año, pero sí de que se venderá más a través de Internet, hasta alcanzar el tercio del total frente al 17% de 2019.

La más perjudicada volverá a ser la hostelería, que acumula meses de sangría tras el confinamiento, la fallida campaña de verano y la vuelta de las restricciones de la segunda ola. La contratación de bares y restaurantes caerá casi un 60%, hasta los 70.000 nuevos trabajadores.

¿Dónde se necesitan empleados?

Aunque todas las comunidades reducirán su oferta de empleo este año, no todas lo harán de la misma forma. Andalucía (58.000), Cataluña (42.000) y Madrid (36.000) son las que más trabajadores temporales necesitarán, según Randstad. En el otro extremo se encuentran La Rioja, Navarra y Cantabria, que contratarán a entre 1.000 y 5.000 personas.

Pero quienes más van a perder por la crisis son las islas, que recortarán su número de turistas a causa de la pandemia. Baleares, un archipiélago dominado por la hostelería, perderá el 60% de sus contrataciones estas Navidades, que pasarán de las 14.000 del año pasado a 5.500. Canarias, por su parte, recortará a la mitad sus nuevos contratos, de 20.000 a 10.000. Castilla la Mancha, Euskadi y Galicia son las que menos se verán afectadas: perderán alrededor del 28% de las contrataciones de diciembre y enero.