Las autoridades judiciales declararon procedente un recurso de acción de libertad interpuesto por la defensa del ex mandatario de Bolivia al considerar que se vulneraron derechos fundamentales del exmandatario, como el de la defensa.

El presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, Jorge Quino, informó este lunes que que se ha decidido dejar sin efecto la imputación y orden de aprehensión que pesaba contra el exmandatario boliviano Evo Morales por los delitos de sedición y terrorismo.

Morales, debía comparecer este 27 de octubre en los tribunales de La Paz, aunque según su abogado defensor, el expresidente no recibió ninguna citación ni notificación y se habría hecho por edictos, acción que se realiza cuando no se conoce el domicilio del acusado y el mismo estaría dentro del país.

“Al señor expresidente se le habría citado mediante edictos, cuando en realidad los fiscales, hasta los medios de prensa, tenían conocimiento de que ya el señor estaba viviendo en Argentina”, dijo Quino.

“Ese error que cometieron los fiscales que conocían el caso, ha dispuesto dejar sin efecto la imputación y el mandamiento de aprehensión”, acotó.

Las autoridades bolivianas habían solicitado a Interpol la orden de detención contra Morales; sin embargo, a principios de octubre se conoció que este organismo internacional la rechazó, al considerar que los delitos de sedición y terrorismo de que se le acusaban tenían una connotación política.