Presentación en el Museu de les Ciències de la 'Estrategia Valenciana para la Recuperación'.
Presentación en el Museu de les Ciències de la ‘Estrategia Valenciana para la Recuperación’.Manuel Bruque / EFE

La Comunidad Valenciana aspira a recibir en los próximos tres años un total de 14.000 de los 140.000 millones de fondos previstos por la Unión Europa para España dentro de plan de recuperación de los estragos causados por la pandemia, según ha anunciado este martes el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig. La cifra de 14.000 millones surge de aplicar el criterio poblacional sobre los 140.000 millones, dado que los valencianos representan en torno al 10% del total de los españoles. Para valorar la magnitud de las ayudas, el jefe del Consell señaló en la presentación oficial de la propuesta de Estrategia Valenciana de Recuperación que la autonomía ha recibido de la UE aproximadamente 2.900 millones en los últimos 14 años, por lo que estas iniciativas suponen un “reto mayúsculo de gestión”. Puig avanzó las grandes líneas de los “14 proyectos tractores” de la iniciativa, que están encabezados por la digitalización de la administración pública y del tejido productivo.

Este documento de trabajo, elaborado en colaboración con el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), parte de la base de los tres acuerdos políticos por la recuperación alcanzados por la Generalitat con los agentes sociales, con los ayuntamientos y con todos los grupos parlamentarios valencianos (PSOE, Compromís y Unides Podem, socios en el Gobierno autonómico; PP y Ciudadanos), a excepción de Vox. Al acto celebrado en el Museu de les Ciències, sin embargo, no asistieron representantes de la oposición ni la vicepresidenta segunda del Consell, Mónica Oltra. Esta última ausencia, justificada por actos programados por su consejería de Inclusión, llamó especialmente la atención, sobre todo por la presencia de otros consejeros de Compromís, como Mireia Mollà o Rafael Climent. También asistieron el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el presidente de las Cortes valencianas, Enric Morera. Oltra, líder de esta coalición, ha manifestado discrepancias con Puig en las últimas semanas que no se han cauterizado. De hecho, la vicepresidenta ha enviado un tuit hoy en el que incide en que la propuesta de la Estrategia Valenciana de Recuperación es “un documento de trabajo” del IVIE que “obviamente” tendrá que ser dialogado y consensuado en el Consell”.

Entre los catorce proyectos mencionados se encuentran iniciativas dedicadas a la digitalización, la gestión eficiente del agua, la lucha contra la despoblación, energía sostenible, transición ecológica, oportunidades para jóvenes o reforma y ampliación de centros sanitarios y sociales. También se contempla la modernización del sector turístico, el desarrollo de nuevos polos industriales o la reducción de la brecha de género en el entorno científico y tecnológico. “Este es el inicio, el punto de partida de una estrategia viva que irá nutriéndose de nuevos proyectos a final de año gracias a la participación de todos los agentes implicados”, dijo Puig. Hoy mismo se ha conocido parte del contenido del real decreto que prepara el Gobierno para repartir los 140.000 millones. Aunque un primer borrador del documento contemplaba que un organismo presidido por Pedro Sánchez, con la participación de 11 ministerios, y la ausencia del vicepresidente Pablo Iglesias, controlaría el reparto y gestión de los fondos, la ministra de Hacienda ha asegurado tras el consejo de ministros que todo el Gobierno supervisará cómo se usa ese dinero.

Puig incidió en que la distribución de los recursos responde “a las prioridades europeas y españolas. Recordad: resiliencia, sostenibilidad y digitalización. Esto es: actuaciones que promuevan transformaciones estructurales mediante el impulso a la transición verde y digital y la búsqueda de una recuperación inteligente, inclusiva y protectora”. Puig indicó que “la Estrategia Valenciana de Recuperación va más allá de los fondos Next Generation de la UE y contempla todas las líneas de actuación existentes con el objetivo de movilizar hasta 21.000 millones en el periodo 2021-2027”.

Para su buen uso se requerirá “una gestión eficaz, ágil y coordinada, que trascienda viejas barreras y capaz no solo de gastar, sino de crear, sin espacio para partidismos o personalismos”, indicó. En el acto participaron también la directora general de Análisis y Políticas Públicas, Ana Berenguer; el director general de Coordinación de la Acción del Gobierno, Juan Ángel Poyatos; y el director del IVIE, Francisco Pérez.

Berenguer destacó la oportunidad para “avanzar a mayor velocidad” que aportan los fondos europeos de reconstrucción y también la necesidad de “reforzar los consensos”, que han de estar en la base de la estrategia autonómica. Pérez abundó en el hecho de que los “condicionantes” que impondrá la Unión Europea para la llegada de recursos económicos “están en la buena dirección de modernización y transformación digital”. “No vamos a descubrir a las empresas que es necesario que se digitalicen, ni tampoco a la Administración que necesita ser más ágil, eso lo tenemos claro. Estamos trabajando en identificar cuellos de botella porque tenemos que gestionar una cantidad ingente de recursos y hacer un ejercicio de rendición de cuentas y transparencia sin precedentes”, advirtió por su parte Poyatos.